LOS ANGELES.- Antes de que comenzara el sueño para miles de estudiantes indocumentados en California, se les cortó de manera abrupta.

The Center for Labor Reasearch de UCLA (Centro de Investigación para el Trabajo) y the National Labor College (Colegio Nacional del Trabajo), acordaron el 6 de agosto pasado la creación de la llamada National Dream University, NDU, (Universidad Nacional de Soñadores).

The Maryland’s National Labor College,es “la única institución de educación superior creada exclusivamente para educar miembros de uniones, líderes y trabajadores, y establecido en 1969 por la AFL-CIO como centro de entrenamiento”.

NDU sería, de acuerdo con el proyecto, la primera institución educativa que posibilitaría a los inmigrantes indocumentados estudiar en línea, y mediante un pago de 65 dólares por crédito, obtener un certificado universitario.

“Este esfuerzo permitiría a los soñadores, esos estudiantes indocumentados quienes pueden pagar una matrícula y calificar para ayuda financiera federal, tomar seis cursos en 2013”, se advirtió durante la presentación del proyecto educativo.

Inclusive, se adelantó que alrededor de 30 estudiantes viajarían a Mariland’s National Labor College y una visita a UCLA al final del semestre. Asimismo, las solicitudes o ‘aplicaciones’ se llenarían a partir del 5 de octubre próximo, y el costo del curso por semestre sería de cerca de $2,490.

Fin del sueño

El presidente de UCLA, Mark Yudoff, anunció –sin embargo- que este programa no se llevará a efecto ya que, aseguró, “fue negociado sin la requerida aprobación por parte del liderazgo académico y administrativo de UCLA, como resultado, el acuerdo ha sido declarado nulo y UCLA ha instruido a the Labor Center a que suspenda todo trabajo con National Dream University” .

Y agregó: “Aunque esta acció no impide cualquier futura relación entre el Centro y the National Labor College, cualquier acuerdo (entre ambos) requerirá de un plan financiero y académico integral que haya sido aprobado por ambas partes. Es importante recordar que el anticipado programa certificado fue ofrecido a través de the National Labor College y no por la UCLA”.

No obstante a esta declaración de Yudoff, durante el anuncio del acuerdo se adelantó que investigadores del Center for Labor Reasearch de UCLA apoyarían a los estudiantes indocumentados, un proyecto que no tiene precedentes en Estados Unidos, pero que lo pronto se derrumbó.

Simpatizantes del programa consideran que “el escrutinio, la presión y las críticas” ejercidas por legisladores republicanos en California, particularmente la de el asambleísta Tom Donelly, fue determinante para el cierre de esta oportunidad, que estaba prevista comenzara en octubre próximo.

“Yo creo que el argumento del cierre que dio UCLA no es la verdadera razón, sino la presión y el escrutinio público en tiempos económicos difíciles que convirtió a Dream University en una pesadilla para UCLA, su presidente y regente”, consideró Tom Donelly, Asambleísta Republicano por Twin Peaks, California.

La fallida propuesta de the National Dream University es similar al programa llamado Freedom University (Universidad de la Libertad) impulsado por profesores de la Universidad de Georgia, cuando legisladores de ese estado amenazaron con ampliar obstáculos y ejercer persecusión en contra de estudiantes indocumentados.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com