VISTA.- Jesse Juan López, de Poway, será sentenciado a 16 meses en una prisión estatal, de acuerdo con el Fiscal de Distrito, Keith Watanabe.

López es un miembro documentado de una pandilla y es acusado de ayudar a un socio suyo para la muerte de una mujer embarazada: Viridiana Rodríguez, con un feto masculino en su vientre de 4 meses de edad.

Rubén Anthony Cepeda, un empleado de la construcción de 21 años de edad quien fue novio de la víctima es acusado directamente del asesinato, de acuerdo con el Teniente de la Policía de Escondido, Mike Loarie.

Se presume, por tanto, que el pequeño que se encontraba en desarrollo en el vientre de Viridiana era hijo de Cepeda, adelantaron las autoridades.

Rubén Anthony huyó a la ciudad de Tijuana donde fue capturado; por lo pronto encara de 150 años o cadena perpetua si es consignado por dos cargos de asesinato. Su juicio se encuentra pendiente.

Watanabe dijo que Cepeda y López se estaban cambiando aun apartamento en Escondido cuando les produjeron disparos de arma de fuego, después de las 7 p.m. del 7 de abril de este año.

Fueron dos hermanas de Viridiana quienes estaban ayudando con el cambio de casa, en el apartamento, de Escondido, cuando la balacera ocurrió.

Por ello, el Detective de la Policía de Escondido, John Myers, declaró ante la Corte en una audiencia preliminar efectuada en junio pasado que Yemely Rodríguez, una de las hermanas, afirmó que ella se encontraba en una recámara con su hermana Diana Rodríguez, cuando escuchó un ruido en otra recámara y luego encontraría a Viridiana en el piso y Cepeda arrodillado junto a ella, dijo.

Por su parte Cepeda sostiene que los disparos fueron “por accidente” y que él estaba “apenado” y pidió a Yemeli llamar al 911.

Pero Yemeli sostuvo que Anthony Cepeda le dijo que iba a ir por ayuda, pero desapareció, y luego agregaría que ella “vio una pistola en la recámara y se dio cuenta que él la recogía junto con una camisa”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com