SAN DIEGO.- Jugando un gran partido, y ayudado un poco por el calor que se sintió en la región en las primeras semanas de septiembre, San Diego Chargers vencieron a los Titanes de Tennesee por un abrumador marcador de 38 a 10.

Unos cargadores que jugaron por nota, con la eficacia de un Nate Kaeding quien estuvo muy fino a la hora de patear y la velocidad y fuerza de Battle, quien anotó dos goles de campo.

Un inicio esperanzador para estos Chargers, quienes llegaron al primer partido ante sus seguidores en Qualcomm Stadium luego de haber vencido a los Raiders de Oakland, aunque la temporada apenas comienza.

Apenas iban 6 minutos del partido, cuando el habilidoso Phillip Rivers dio un pase de oro a Dante Rosario, quien anidó los primeros 7 puntos a favor de los locales.

De hecho, los eléctricos sandieguinos siempre tuvieron la delantera en el partido, terminando el primer cuarto con una holgada ventaja de 14 a 0, y aunque el segundo y tercero terminó en cerrado empate a 3 y 7 puntos respectivamente, en el cuarto los cargadores demostraron su empaque, y anotaron otros 14 puntos para alzarse con su segunda victoria.

Con su triunfo, los Cargadores se pusieron en primer lugar de la división oeste.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com