CHULA VISTA,- En medio de protestas de educadores y padres de familia del Sweetwater Union High School District, la junta directiva encabezada por Pearl Quiñones amplió un contrato a dos años al Superintendente Edward M. Brand.

El funcionario recibirá $252,000 anuales y $750 mensuales para “gastos de millaje”.

No obstante, prevalecieron expresiones de desacuerdo como la de Art Ruiz, miembro de la Asociación de Maestros de California, quien dijo que no se justifica que con 14 días que les quitaron a los profesores, se tenga un superintendente “que ha abusado de su posición y ha insultado a los maestros”.

Asimismo, Jennifer Cortez, presidente del programa GATE (Gifted & Talented Education), consideró que no se le debió extender un contrato como superintendente a un funcionario que durante su gestión no ha defendido programas a favor de los niños, como el señalado.

La decisión tomó varias horas ante la desesperación y enfado de los asistentes al salón de asambleas del Distrito por los miembros Arlié Ricasa, Jim Cartmill, Bertha López, John McCann y Quiñones, en su calidad de Presidenta de la junta.

María Mora, Voluntaria y miembro de District English Language (DELAC), consideró que el distrito escolar carece de una estrategia y objetivos concretos a cumplir. “Ahora estamos en el limbo”, dijo en entrevista con El Latino.

Tanto Jennifer Cortez como María Mora coincidieron en que se avanzó más en la pasada administración del exsuperintendente Jesús Gándara, en el que se impulsaron este tipo de programas. “Nosotros no sabemos si robo o no, lo que si sabemos es que se hicieron cosas; y ahora los programas están frenados”.

En tono jocoso y serio las dos entrevistas consideraron que Brand es “nice, siempre con su cara de ‘happy face’, muy sonriente y agradable, pero no ha hecho nada”, consideraron.

Maribel Puga, una madre de familia y quien tiene a su hijo Christopher Ruiz dentro de un programa de educación especial del Distrito Escolar de Union High School Sweetwater denominado SED (Severly Emotionally Disturb) dijo que sólo por pertenecer al mismo, le han negado su servicio de transportación.

Indicó que al ser su hijo presa del “bullying” (acoso) decidió cambiarlo de la escuela Hilltop a Mar Vista, motivo por el que fue eliminado del programa de transporte.

Consideró que en general en este distrito predomina “más la burocracia y las excusas” que el servicio, lo que fue avalado por otros padres de familia latinos que en el sitio se encontraban.

Asimismo Rubí Rivera, Representante de los Estudiantes ante el Distrito Escolar, consideró que los escolares deben tener voz y voto dentro de la junta directiva, lo cual no ocurre.

Dijo que aunque no puede tener una postura respecto al caso del Superintendente Brand, si está en desacuerdo en que se haya gastado una gran suma de dinero en la compra de ‘ipods’ o tablas para estudiantes del séptimo semestre, que además les van a recoger al terminar el último grado (12).

En coincidencia con los estudiantes Sthepanie LeGault, Gustavo Cuén y Jocelyne Rojas, dijo que tampoco aprueban ‘los furloughs’ o los días que les quitan a los maestros, ya que eso no beneficia sino por el contrario perjudica a los estudiantes, que se ven afectados en las materias, por los días que los profesores dejan de dar clases.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com