Después de un inicio invicto Los Cargadores de San Diego cayeron cortos ante la fuerza dominante de los Halcones de Atlanta.

La historia no se pudo repetir, después de la aplastante victoria ante los Titanes la semana pasada, este domingo cayeron ante los Halcones de Atlanta con un marcador de 27 a 3. De inmediato se vio el dominio de los Halcones estableciendo el control tanto terrestre como aéreo consiguiendo 235 yardas por tierra y 207 por aire. Concluyendo la primera mitad con un abultado marcador de 20 a 0 y un tiempo de posesión de aproximadamente 20 minutos para los Halcones y solamente 10 para los Cargadores.

Al iniciar la segunda mitad, los Cargadores atacaron y consiguieron llegar hasta un primero y gol, pero desafortunadamente no pudieron conseguirlo en las tres primeras oportunidades, viéndose forzados a intentar un gol de campo el cual Nate Keading consiguió, y haciéndose presentes en el marcador. De ahí en adelante, Atlanta domino las acciones y los Cargadores fueron borrados del terreno; no pudieron conseguir avanzar ni por aire ni por tierra y los Halcones consiguieron otra intercepción a pase de Rivers. Terminando el juego con otra anotación de Atlanta para un final de 27 a 3.

Es necesario reconocer el gran apoyo de la afición que con un lleno total siempre estuvo impulsando a los Cargadores. Algo positivo que remarcar es que Antonio Gates capturo su pase número 600 en su carrera, posicionándose como el número 59 en la historia de la NFL en tener 600 recepciones en su carrera.

Como un análisis del juego y ya que hay varios jugadores de recién ingreso, tanto entrenadores como jugadores concluyeron que es necesario una mejor coordinación como equipo y aprovechar las habilidades de cada quien, para lograr así mejores actuaciones.

Sayori Coronado

Ellatinoonline.com