SAN DIEGO.- “Nosotros consideramos que hemos sido abandonados por el estado en términos de los fondos básicos que necesitamos para operar las escuelas exitosamente”.

Dichas consideraciones las hizo John Evans, presidente del la junta directiva del Distrito Escolar Unificado de San Diego (the San Diego Unified School District).

El funcionario educativo emitió su informe de rendición de cuentas al frente de la junta directiva en el auditorio de University City High School.

Evans recordó que en un estudio previo las autoridades del distrito concluyeron que el mismo podría encarar –en el corto y mediano plazo- una permanente crisis prespuestal debido a los recortes que se prevén para los próximos años, “pero aún continuamos enfocados en dar a San Diego una educación de clase mundial” como se contempla en el plan “Vision 2020”.

El presidente de la junta directiva sostuvo que el distrito escolar sigue siendo fuerte pese a estar enfrentando un desafío financiero sin precedente y el año académico fue de un comienzo exitoso gracias a los acuerdos alcanzados en el verano, que evitó que 1,500 empleados fueran despedidos.

Agregó que “ya habíamos hecho recortes en los servicios en administración, transportación y otras áreas en un intento para proteger el salón de clases. Pero este año, con cientos de millones en cortes acumulados, no íbamos a tener suficiente dinero para pagar 1,500 de nuestros maestros, orientadores y enfermeras”.

Aunque hubo, recordó Evans, quienes dijeron que con “los acuerdos (entre el distrito escolar y las asociaciones de maestros) fue demasiado lejos o no fue suficiente, consideró que los estudiantes fueron, finalmente, los ganadores como resultado de ésta difícil prueba”.

El representante del distrito escolar reconoció que a pesar de los recortes educativos, los estudiantes “han mostrado crecimiento en su desempeño académico en los últimos cuatro años’.

Elogio el hecho de que “la mayoría de los alumnos (de las escuelas del distrito escolar) han sido proficientes en materias como Inglés, Matemáticas y Ciencias, y las calificaciones en las pruebas han ido en aumento”.

Por lo que se refiere al índice de deserción escolar (alumnos que abandonan las aulas y dejan de estudiar), dijo que el porcentaje se redujo en un 6 por ciento anual, mientras que en otras grandes ciudades y estados del país, anda en alrededor del 20 por ciento, comparó.

Las autoridades concluyeron que el distrito podría encarar –en el corto y mediano plazo- una permanente crisis presupuestal debido a los recortes que se prevén para los próximos años, “pero aún continuamos enfocados en dar a San Diego una educación de clase mundial” como se contempla en el plan “Visión 2020”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com