KEENE, CA.- En la comunidad de Keene, California, la tierra donde el líder campesino César Chávez pasó los últimos días de su vida, es hoy el sitio donde el presidente Barack Obama inauguró e Monumento Nacional César Chávez.

Acompañado de la esposa del popular dirigente latino, Helen Chávez, el presidente Obama recibió el respaldo moral de los asistentes al evento cuando le gritaron al unísono: ¡cuatro años más!, aludiendo a su búsqueda de la reelección.

“A los miembros de la familia Chávez y aquellos que conocieron y amaron a César; a los hombres y mujeres que han trabajado tanto durante tanto tiempo por preservar este lugar: les quiero decir a todos, gracias. La dedicación y la perseverancia de ustedes han hecho posible este día de hoy”, dijo un emocionado Obama.

Y continuó: “Quiero reconocer a los miembros de mi Administración que han abogado por este proyecto desde su verdadero inicio: el Secretario Ken Salazar, la Secretaria Hilda Solís, Nancy Sutley. (Al Gobernador Brown, el Alcalde Villaraigosa, el Congresista Grijalva – que están aquí presentes”.

Después de agradecer la asistencia a la ceremonia de Arturo Rodríguez, presidente de la Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW por sus siglas en inglés), se dirigió a Helen Chávez, esposa de César Chávez:

“En los años venideros”, agregó el mandatario, “generaciones de estadounidenses llegarán aquí donde estamos actualmente y observarán una muestra de la historia, que es un tributo a un gran hombre y a un gran movimiento. Pero para Helen, esta siempre será su casa. Aquí es donde ella luchó por una causa conjuntamente con el hombre a quien amaba; donde crio a ocho hijos y consintió a 31 nietos y a 15 bisnietos”.

“César descansa aquí”, dijo, “debajo de un jardín de rosas al pie de una colina que él acostumbraba a subir para ver la salida del sol. El sería el primero en decir que este no es un monumento a un solo hombre. El movimiento que él ayudó a liderar, estuvo sostenido por una generación de organizadores que unieron fuerzas y dieron a conocer sus opiniones y exhortaron a otros a hacer lo mismo, incluyendo a la gran Dolores Huerta”.

En la ceremonia también estuvo presente Julie Chávez Rodríguez, nieta de César Chávez, quien se mostró orgullosa de que “la propiedad ubicada en Nuestra Señora Reina de la Paz como Monumento Nacional. Aunque César Chávez era uno de mis héroes, él también era mi abuelo, lo que hizo que la dedicación de hoy fuera tan conmovedora e impactante”.

“La Paz era la casa de mis abuelos y la sede de la Unión de los Trabajadores Agrícolas de América (UFW) desde principios de la década de 1970 pero, para una niña pequeña que se crio dentro del movimiento de los trabajadores agrícolas, también era nuestro campo de juegos”, subrayó.

Cabe hacer mención que la inauguración del Monumento Nacional César Chávez coincide con la celebración este año del 50 Aniversario de fundación de la Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW) por César Estrada Chávez, (1927-1993), que fue su verdadero nombre.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com