SAN DIEGO.- Al continuar la Liga Presidio de San Diego, en la cual se enfrentan “todos contra todos” los equipos de fútbol sóccer, tanto en el nivel recreacional como competitivo.

Un sábado de mucho deporte y acción en los principales campos de la comunidad, con la presencia de decenas de padres de familia que acudieron a impulsar a sus niños(as), y en muchos de los casos, con el apoyo y la instrucción no sólo de los entrenadores, sino de los árbitros.

Un ejemplo que ilustra claramente el apoyo de los árbitros al juego de estos niños y jóvenes latinos, lo dieron varios jueces de línea y árbitros principales, quienes les explicaron a los jugadores la manera en que deberían hacer su saque para no perder la oportunidad.

“Debes estar atrás de la línea”, dijo el árbitro del partido entre los chiquillos de Rebels y Aztecs bajo 7.

La labor de los padres de familia no fue menos notable, quienes sentados o parados detrás de las líneas gritaban a los jugadores que se mantuvieran en sus posiciones y pusieran el mejor empeño posible para dar un buen juego.

Al final, el resultado fue un día de emociones, actividad y aprendizaje para todos, pero sobre todo una mañana de grata convivencia.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com