Becky Krinsky

Todo lo que vale la pena es importante y por supuesto que hay que luchar por ello, nadie lo niega. De hecho, luchar por lo que queremos es lo más valioso que existe.

La verdadera inteligencia radica más que en luchar por todas las causas en el mismo momento y lugar, hay que poder elegir cual es la causa más relevante o necesaria para atender de inmediato. Es imposible luchar en dos frentes en el mismo momento y además ganarlos.

Al elegir defender una causa sobre la otra, no quiere decir que se a olvidado la otra, simplemente hay que ser practico y eficiente estableciendo prioridades y momentos oportunos

Después de 10 años de suspirar por la mujer de sus sueños Gabriel finalmente tuvo la oportunidad de salir con ella.

Cuando llegaron al restaurante, Gabriel se porto un tanto grosero con el mesero, ya que este se trato de aprovechar de él.

Gabriel sin pensarlo, perdió la compostura, armando un gran escandalo ofendiendo a quien se le parara enfrente, Marta se sintió aprenda e incomoda.

Muchas felicitaciones a Gabriel, logro aclarar su punto contra la injustica y el abuso en los restaurantes, pero también se aseguro de espantar y alejar a la mujer que tanto le gustaba y tantas ilusiones tenia de entablar una larga y buena relación.

www.recetasparalavida.com

La receta

Eligiendo con cabeza

Ingredientes:

2 tazas de prudencia y tolerancia

1 pieza de moralidad

2 gajos de flexibilidad

1 cucharada de astucia

1 manojo de claridad

Recomendación del chef: Entender las consecuencias evita malas decisiones.

Modo de preparación:

  1. La moralidad no es una cuestión de opinión ni de elección; es el modo como se toman las decisiones lo que debe de importar. Todos sabemos cuando algo esta mal, aprender a conducirse, no perder la compostura y prudencia a pesar de cualquier situación es lo que se debe de aprender a manejar.

  2. Tomar una decisión adecuada es un acto valioso. Tener valores claros y definidos son ingredientes básicos para poder elegir acertadamente. Cuando hay muchas opciones, diversos puntos de vista y vastas situaciones para elegir, la persona tiende a confúndase, perderse o a olvidar lo que realmente es importante.

  3. Cada quien es responsable de sus acciones. La inocencia no es un pretexto valido para reconocer que cada quien es dueño de sus acciones. Al elegir acertadamente se fortalece el carácter, aumenta el poder racional, mejora la satisfacción personal y el bienestar de todos.

Tus decisiones hacen la diferencia; Toda Persona pensante necesita tomar medidas, saber elegir entre el bien y el mal, el aquí y él ahora

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2012 Recetas para la vida©. Todos los Derechos Reservados

Síguenos en Facebook recipes for life y twitter @recipesforlife