SAN DIEGO.- Danny Cruz Morones, de 24 años de edad, fue sentenciado a 4 años, 9 meses en prisión por tomar parte en tráfico a México de armas empleadas por militares y que vinculan con el operativo conocido como “Rápido y Furioso”.

El hombre latino es originario de Phoenix, Arizona, y también se le acusa de tráfico (de haber tomado parte en embarque, transportación, y exportación) de drogas a los Estados Unidos.

Danny Cruz Morones aceptó en mayo de este año, ser culpable de conspirar al haber adquirido armas sin portar licencia, así como haber hecho falsas declaraciones en conexión con la adquisición de bienes de contrabando.

Laura Duffy, Procuradora de Estados Unidos en San Diego, indicó que los expedientes confirman que Cruz Morones tomó parte en dicha conspiración “al menos seis meses durante 2010, después de haber sido reclutado por un líder de la organización para actuar como un eslabón en la compra de armas”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com