Albuquerque.- La hispana Michelle Luján Grisham, candidata demócrata al Congreso por Nuevo México, dijo que la participación de la población latina en las elecciones presidenciales de este martes en Estados Unidos es «clave» debido a lo reñido de los pronósticos.»El voto anticipado presenta hasta ahora mejores resultados para los demócratas en Nuevo México que en 2008, así que sentimos que la población nos dará su apoyo.

Es pronto para decirlo porque nos queda un día entero y las cosas pueden cambiar en un momento, pero quiero arrastrar estas sensaciones hasta mañana al cierre de las urnas», indicó.El 73 por ciento de los hispanos tiene intención de votar por la reelección del presidente de EE.UU., el demócrata Barack Obama, según un sondeo publicado hoy que subraya que una alta participación hispana podría darle la victoria en los estados clave de Florida, Nevada, Colorado y Virginia.

La encuesta, de la consultora ImpreMedia y Latino Decisions, ha hecho un seguimiento de la intención del voto hispano durante 11 semanas.»La clave va a ser la participación», sostuvo Luján. «Históricamente hemos sido un estado bisagra, pero esperamos ver un gran apoyo a los demócratas como ocurriera en 2008», añadió.Obama se hizo con el 57 por ciento de los votos en ese estado frente al republicano John McCain, en las que consiguió el apoyo de casi el 70 por ciento de los hispanos que votaron, según el Pew Hispanic CenterEn estos comicios se renovará además la totalidad de los 435 escaños de la Cámara baja y un tercio del Senado.

Según la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados, un total de 49 candidatos hispanos -32 demócratas, 16 republicanos y uno independiente- se postulan a la Cámara de Representantes este año.De alcanzar los 31 representantes se alcanzaría un récord de hispanos en el Congreso.Casi el 50 por ciento de la población de Nuevo México es de origen hispano y Luján sabe de la importancia de mantener conversaciones acerca de los problemas a los que hace frente esta minoría, la mayor del país y la que más rápido crece.»Es importante escuchar sus opiniones y asegurarse de que sus votos cuentan.

En mi familia siempre ha sido tradición votar como una unidad. Nos gusta hablar sobre los asuntos que nos incumben, especialmente la economía y la reforma sanitaria. Sin una economía fuerte, todo lo demás no importa», declaró.»Creo que la gente es consciente de los progresos hechos con Obama y quieren que el curso se mantenga», indicó con especial hincapié en la «Dream Act», una ley pensada para allanar el camino hacia la ciudadanía para los estudiantes en situación irregular.