El error se debió a que se había programado para el lunes una llamada automática a modo de recordatorio para 27.917 votantes del condado de Pinellas, en la costa oeste de Florida.

Esas llamadas recordaban a los votantes que debían entregar su papeleta electoral «mañana», refiriéndose al martes, explicó hoy la portavoz del supervisor de elecciones de ese condado, Nancy Whitlock, a medios locales.

Sin embargo, debido a un error del sistema las llamadas no se interrumpieron el lunes por la noche. Así un total de 12.525 electores recibieron el mensaje a las 13.00 hora local (18.00 GMT) de hoy, el verdadero día de los reñidos comicios en los que el republicano Mitt Romney se enfrenta a Barack Obama por la Casa Blanca.

Florida es uno de los estados decisivos en los comicios presidenciales porque aporta 29 de los 270 que se necesitan para convertirse en el presidente de Estados Unidos durante los próximos cuatro años.

Una electora dijo que el mensaje que recibió hoy estaba grabado por una mujer que se identificó como funcionaria de la oficina del supervisor de Elecciones de Pinellas. Luego escuchó que el día de las elecciones será «mañana», es decir el miércoles.

Carole Crist, esposa del exgobernador de Florida Charlie Crist, fue una de las personas que recibió la llamada en la mañana de hoy, cuando se encontraba realizando campaña por Obama.

El alcalde de Tampa, Bob Buckhorn, dijo a través de sus cuentas en redes sociales que el supervisor electoral de ese condado debería ser despedido.

Un total de 11,7 millones de habitantes de Florida están registradas para votar en estas elecciones.