Es sin duda alguna Carlos Rivera quien no sólo ha hecho quedar bien a los silbantes que participan en el Torneo Aztecs de San Diego, sino que se da el tiempo necesario para instruir a los niños acerca de lo que deben hacer dentro del terreno de juego. Con 5 años de experiencia, el nuevo proyecto de Carlos es convertirse en entrenador y combinar sus actividades como ‘nazareno’ dentro de la cancha con la instrucción comunitaria a los pequeños. En la gráfica se aprecia al árbitro en plena acción como abanderado.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com