¿Qué pasa cuando sientes energía positiva, cuando estas feliz? ¿Que sientes cuando sufres de un desamor o una desilusión muy grande? ¿Cuándo no tienes palabras adecuadas para expresar lo que sientes?

Entre el yoga, la meditación, el ejercicio, la lectura, hasta un buen baño aromático, hoy en día se cuentan una gran diversidad de métodos para mejorar el estado de ánimo y para incrementar el buen sentir, Sin embargo hay un método que tiene una expresión universal, una conexión especial, un lenguaje único… este es tan antiguo, simple y bello que casi se puede decir es como un paréntesis inmortal.

La música, es el lenguaje íntimo del alma. Cuando escuchas música, cantas tus canciones preferidas, lloras con los cantantes que entienden tu sufrir canciones; una canción romántica inspira y acompaña, un ritmo tropical levanta el ánimo e invita a bailar, un corrido de mariachi hace olvidar las penas y sentir nostalgia… la música definitivamente nutre al corazón.

Las melodías que se escuchan, llenan todo el cuerpo de ritmo y movimiento.

¿Porque la música es uno de los mejores medios para comunicar sentimientos profundos que siente el alma?

Quizás porque hay ocasiones en que no se sabe que o como decir, lo que seguro se sabe que se está sentido. Las melodías ayudan a poner grandes palabras en simples notas que llenan de armonía y tranquilidad el corazón.

Las melodías tienen un lenguaje universal y un ritmo contagioso. ¿Cuántas veces nos encontramos con canciones cantamos aún sin hablar el idioma en que están escritas? Con música se habla mejor.

“Una canción es la expresión más bella que une el corazón con una melodía”

La receta

Las notas del alma

INGREDIENTES

1 taza de inspiración

1 taza de sentimientos profundos

3 sobrecitos de valor

1cucharada de pasión

2 racimos de amor a la vida.

2 pedacitos de talento y creatividad

1 pizca de naturalidad y espontaneidad

Recomendación del chef: Las mejores notas son las más

sencillas y que salen directo del corazón.

MODO DE PREPARACIÓN

  1. La vida nos regala la mejor inspiración. Solo es necesitarlo estar dispuesto a escuchar los sonidos que nos rodean y aprender a disfrutarlos. Encontrar las notas positivas siempre ayudan aligerar la carga pesada del alma.

  2. Ponerle las notas adecuadas a nuestra vida nos ayuda a sazonar mejor las recetas de la vida que preparamos. Siempre hay una melodía y una canción que nos ayuda a decir lo que no podemos hablar, una composición que nos reanima y nos levanta.

  3. Las notas más insignificantes y sencillas entonadas con pasión alimentan al corazón. Las palabras triviales que parecen no tener importancia comunican con sinceridad lo que es difícil de cualquier situación.

“Las verdaderas notas del alma expresan con sinceridad la armonía de los pensamientos y el ritmo claro del corazón.”