En promoción a su octavo disco, el Licenciado Cantinas, se presentó por segunda ocasión en el Viejas Arena, el pasado sábado, 17 de noviembre. Aunque la falta de audiencia fue muy notoria, a comparación del casi lleno que tuvo con sus compañeros de Zoé en marzo, Bunbury no dejó de moverse y de cantar desde las 8:20 hasta antes de la medianoche.

Un traje y micrófono de calaveras, luces rojizas y recuerdos de su querida Chavela Vargas rodearon la flamante presentación del cantante, quien tras su luna de miel, visitó su querida tierra sandieguina en la última parte de su gira De Cantina en Cantina con la que visitó más de 80 países por todo el mundo.

Su nuevo álbum, no solo es una recopilación de grandes canciones, el artista realizado con la música una película en donde cada sencillo te cuenta parte de la historia con el video musical, por lo pronto hemos visto Odiame y El Solitario.

Reportera: Rebecca Castrejón

Fotógrafo: Saddam Aguayo

Ellatinoonline.com