¿Que será más lógico? tratar de hacer entender a una persona que no comprende lo que se le está diciendo, sufrir porque sabiendo de antemano que lo que se dice o espera inútil, porque no hay quien escuche, ya que las palabras resultan resonancias o reclamaciones sin resultado o será más fácil buscar una manera para poderse comunicar?

Poder comunicarse adecuadamente es realmente una necesidad, de nada sirve hablar, pelear, sufrir o esperar que las personas entiendan una opinión si no existe una plataforma segura que propicie entendimiento. Hay que aprender hablar en el tono claro, efectivo y con las palabras adecuadas para asegurarse que el mensaje sea recibido adecuadamente.

Hablar por hablar solo llena de palabras huecas, de reclamos y de relaciones rotas. Para verdaderamente poder comunicarse hay que entender claramente a la persona con la que se relaciona, hay que hacer un esfuerzo por lograr que el mensaje sea recibido, asegurar que no hay malas interpretaciones y que lo que se escucha es lo que se está diciendo. Es decir si voy hablar con un marciano, primero aprendo su lenguaje y después, le pido lo que necesito ¿verdad?

Hablándole al corazón

La receta

Ingredientes:

• 1 taza de sensibilidad para comprender lo que no se dice

• 1 taza de respeto y cariño; reconocer el valor de los otros y apreciarlos por lo que son

• 2 cucharadas de compasión y entendimiento a la esencia de la persona

• 1 manojo de palabras claras, objetivas y nobles

• 2 rebanadas de creatividad y variedad, tratar todas las formas posibles para comunicarse

• 1 pizca de prudencia; el tiempo y el lugar son tan importantes como el mensaje que se da.

Precaución: Para comunicarse efectivamente hay que remover el ego antes de hablar

Modo de preparación:

Repetir más de lo mismo solo diluye y deteriora el mensaje.

  1. Una misma palabra puede tener significados distintos dependiendo de quien la escucha, quien la dice y en qué contexto se encuentra. Cada persona tiene un lenguaje interno que traduce las palabras en sentimientos esto, depende de la situación que se está viviendo.

  2. Limpiar, aclarar y asegurarse de que todas las partes capten el mismo mensaje, incrementa y fortalece la relación personal.

  3. Hay que respetar los tiempos personales. La persona tiene que estar preparada y dispuesta a escuchar para que se reciba el mensaje.

“Un buen comunicador puede ajustar su visión personal, bajar las expectativas y entender legítimamente a las otras personas, sus mensajes son recibidos con gusto y sus relaciones no tienen conflicto.”

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2012 Recetas para la vida©. Todos los Derechos Reservados

Síguenos en Facebook recipes for life y twitter @recipesforlife

BECKY KRINSKY

RECETAS PARA LA VIDA

www.recetasparalavida.com

Facebook and Twitter: RECEPIES FOR LIFE