Washington, 26 nov (EFE).- El «ciberlunes» de hoy promete batir récord de ventas en internet y sumarse al tirón consumista del «viernes negro», cuando Estados Unidos comienza la temporada de compras vacacional a las puertas de la Navidad.

Creado en 2005 para mantener el entusiasmo de los consumidores que se inicia en Estados Unidos con Acción de Gracias (último jueves de noviembre), el «ciberlunes» promete superar los 1.250 millones de dólares en ventas del pasado año, con un 20 por ciento de subida hasta rondar los 1.500 millones, según datos de la consultora Comscore.

Esas mismas estimaciones muestran que muchas de esas compras electrónicas ya se adelantaron durante el «viernes negro», cuando sobrepasaron por primera vez los 1.000 millones de dólares, un 26 por ciento más que hace un año.

Unos 247 millones de estadounidenses se fueron de compras de jueves a domingo y gastaron unos 59.000 millones de dólares, una cifra que aumentará hoy con las ventas online, método al que han optado ya unos 90 millones de consumidores, según datos de la Federación Nacional de Minoristas.

La mayoría de los compradores buscan buenos precios en juguetes, joyas o aparatos electrónicos, tanto para disfrute personal como para ir adelantando los regalos navideños.

Con descuentos de hasta el 75 por ciento, empresas digitales como Amazon o el comercio tradicional, que cada vez da más importancia a sus portales en internet, se apuntan a esta carrera por las mejores ofertas, especialmente en productos de electrónica.

Como señalaba hoy un portavoz de la asociación de consumidores ConsumerReports, muchos estadounidenses pasarán el primer lunes en la oficina tras cuatro días de asueto disimulando ante el ordenador mientras navegan a la caza de gangas.

La mejora de la seguridad a la hora de comprar, la familiaridad con los portales en internet y la diversificación de los métodos de pago han ayudado a que se extienda la costumbre de comprar en internet, que además por motivos de ahorro de costes logísticos puede ofrecer precios más bajos.

No obstante, ConsumerReports alerta de la necesidad de extremar la precaución a la hora de efectuar el pago, con contraseñas seguras y comprobando que el portal está preparado para este tipo de transacciones, especialmente si se usan datos bancarios o de tarjetas.

Además, hoy el director del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), John Morton, advirtió de que con el aumento de las compras online, también son más los que intentan vender falsificaciones como si fuera el producto original.

Desde que el ICE comenzó en junio de 2010 a perseguir estos delitos ha cerrado 1.630 sitios de internet, 132 este año, en que ha cooperado por primera vez con las autoridades europeas.

El consumo en Estados Unidos representa más de dos tercios del Producto Interior Bruto del país y la marcha de las compras en el «viernes negro», que sirve de antesala a las ventas navideñas, es visto como un indicador del optimismo en la economía.

Pese a todo, la Casa Blanca alertó hoy del duro impacto que tendría en la economía la falta de acuerdo en el Congreso sobre la extensión de los recortes de impuestos a la clase media u otras medidas asociadas al conocido como «precipicio fiscal».

La intención del Ejecutivo estadounidense es presionar a los republicanos para que accedan a que la extensión de los recortes impositivos de la presidencia de George W. Bush solo se apliquen a la «clase media» y no incluya a los que ingresan más de 250.000 dólares anuales.

Según los cálculos del equipo económico de Barack Obama, si además de no lograrse la extensión de las exenciones impositivas, se ejecutan los recortes automáticos al presupuestos acordados en las negociaciones de aumento del techo de deuda en 2011, el gasto de los consumidores se contraería en 1,7 puntos porcentuales en 2013.

Esa caída equivaldría a 200.000 millones de dólares menos en consumo, según los mismos cálculos, o cuatro veces más de lo gastado el pasado año en el «viernes negro», conocido así porque es el día en que los minoristas esperaban tornar sus resultados al beneficio.