Charlotte (EE.UU.).- Las autoridades del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) extendieron por segunda vez la visa humanitaria a Felipe Bautista Montes para que concluya los trámites legales sobre la custodia de sus hijos.La oficina de la abogada de Inmigración Ann Robertson, contratada por el consulado general de México en Raleigh, capital de Carolina del Norte, confirmó que el mexicano tiene permiso legal para estar en el país hasta el 23 de marzo de 2013.

Bautista Montes, de 32 años, necesitaba más tiempo de estadía en la localidad de Sparta para asistir a la última sesión con la corte de familia el 19 de febrero de 2013, cuando el juez Michael Duncan tomará una decisión final sobre si el padre puede llevar a sus tres hijos a vivir con él al estado de Tamaulipas (México).

Desde que el inmigrante recibió la custodia temporal de Isaías (5 años), Adrián (3) y Ángel (2) el pasado 27 de noviembre en una decisión «sin precedentes», padre e hijos tratan de acostumbrarse de nuevo a ser una familia.»Estoy muy contento con la renovación del permiso y planeamos pasar una Navidad reunidos, con una pequeña cena, y los niños tendrán sus juguetes.

Todavía nos estamos adaptando, pero saldremos adelante», afirmó Bautista Montes.El mexicano fue deportado en diciembre de 2010 tras recibir una serie de multas por infracciones de tránsito y que las autoridades migratorias determinaran que se encontraba de manera irregular en el país.

Bautista Montes dejó a su esposa, Marie, adicta a las drogas y en ese entonces embarazada de Ángel, a cargo de los pequeños Adrián e Isaías, que fueron puestos en custodia de los servicios sociales dos meses después de su salida de EE.UU.Desde entonces y en México, el joven padre inició una batalla legal para recuperar a los pequeños, cuyos padres de cuidado temporal trataron de adoptarlos.

El ICE permitió que el mexicano regresara a EE.UU. en agosto pasado con una visa humanitaria bajo un sistema de control periódico.Debido a que en varias ocasiones fueron suspendidas la audiencias con el juez familiar que lleva el caso, el ICE renovó en noviembre el permiso inicial y decidió de nuevo extenderlo para concluir con el proceso de reunificación familiar.

Desde su llegada al país, Bautista Montes ha recibido apoyo financiero y legal del consulado de México en las Carolinas.Más de 200.000 padres con niños estadounidenses han sido deportados los últimos dos años y 5.100 de esos menores se encuentran en hogares temporales.