Por las vacas saludables que crecen en los exuberantes pastos del prado en el Norte de España, no es asombro que esta región es resonante en la industria láctea , así como para preparar postres deliciosos y cremosos. El tradicional arroz con leche está hecho a base de vainilla, sabor cítrico, y arroz de grano mediano. En regiones del Norte de España como Galicia, Asturias y Cantabria, el arroz con leche se sirve con una corteza crujiente que se forma cuando el azúcar se carameliza.

Sirve 6 porciones

Ingredientes

1 naranja

1 taza de Arroz GOYA Grano Mediano

7 ½ tazas de leche entera

1 Canela GOYA en rama

1/8 cdta. de Sal GOYA

1 cdta. de Extracto de Vainilla GOYA

1 taza de Leche Condensada GOYA

¼ taza de azúcar más 2 cucharadas

Instrucciones

  1. Pele la naranja y reserve el fruto para otro uso. Utilizando la punta de un cuchillo pequeño, quite la corteza y deposítela aparte.

  2. Coloque el arroz en un colador fino. Enjuague con agua fria. En un puchero mediano, añada el arroz, la leche, la canela en rama, sal, vainilla y la corteza de la naranja. Hierva la mezcla a temperatura media-alta. Remueva ocasionalmente con una cuchara de madera raspando el fondo. Reduzca la temperatura a medio-bajo, hierva y remueva ocasionalmente, y continúe raspando el fondo del puchero, hasta que el arroz este blando y haya alcanzado la textura deseada, alrededor de 40 minutos. Mezcle en la leche condensada, cocine removiendo hasta que el sabor se haya distribuido y absorbido, alrededor de 5 minutos o más.

  3. Divida uniformemente el arroz con leche en partes iguales, sirva caliente o frio. Para caramelizar el azúcar, divida uniformemente el arroz con leche en recipientes individuales para hornear. Rocíe 2 cucharadas de azúcar por encima en cada recipiente. Caliente el horno. Coloque los recipientes, cada uno de 3 pulgadas. Mantenga en la parrilla hasta que el azúcar se torne a un color dorada oscura, alrededor de 1 minuto. O use una plancha de preparar caramelo o una antorcha culinaria para caramelizar el azúcar. Deje que el azúcar derretida se endurezca. Sirva caliente.