La alimentación a base de líquidos ha proliferado en los últimos años en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, donde ya hay varias empresas que comercializan zumos naturales de frutas y vegetales orgánicos. Pero el elemento diferenciador de estas compañías no es su producto, sino el innovador estilo de vida y alimentación que proponen.

El programa de las compañías que comercializan los zumos de frutas y vegetales proponen purgar al cuerpo de alimento sólido durante unos días con el fin de «limpiarlo» y «desintoxicarlo».

Generalmente, estos programas de desintoxicación duran entre tres y cinco días. A razón de unos 60 dólares al día, los clientes reciben en sus casas diariamente unas mil calorías repartidas en seis zumos recién exprimidos a consumir en un orden determinado.

Blue Print Cleanse y Organic Avenue son las empresas insignia de este nuevo y pujante modelo de negocio que cuenta con el apoyo de celebridades como la oscarizada actriz Gwyneth Paltrow; la protagonista de «Sexo en Nueva York», Sarah Jessica Parker, y políticos de la talla del expresidente Bill Clinton.

La actriz Salma Hayek ha ido más allá y, no conforme con ser una consumidora, ha puesto en marcha su propio negocio de zumos orgánicos llamado Cooler Cleanse.

Esta dieta no solo promete salud sino también pérdida de peso, aunque esto último sea secundario. «Te sientes más sano, con más energía y más joven. Al principio puede resultar duro pero a las 48 horas te sientes realmente bien. Me atrevería a decir que hasta te sientes más feliz», dice Meri Cano, antigua y fiel clienta de Organic Avenue.

Generalmente, los clientes habituales suelen sustituir la comida por líquidos con una frecuencia de una vez al mes. «Es difícil hacer el programa con un frecuencia superior a causa de los compromisos laborales y sociales. Pero una vez al mes es suficiente», puntualiza.

Sin embargo, las opiniones sobre esta dieta están divididas. Los críticos defienden que una dieta equilibrada debe de ser variada y eso implica incluir grasas y alimentos cocinados. «Realmente, la clave de una dieta saludable es tomar alimentos de temporada. En invierno, es mucho más sano tomar unas lentejas calientes que un zumo frío de pepino. Es de sentido común», opina Agnes Visconti una profesora de yoga que es cuidadosa con su alimentación.

Además, la dieta a base de zumos tiene sus peligros para la gente con la glucosa alta. «Los zumos son engañosos. Parecen sanos pero si tú estás una semana tomándote zumos de manzana y naranja estás metiendo una cantidad ingente de azúcar a tu organismo. Lo cual puede ser peligroso si tienes la glucosa alta», aclara Agnes.

Por Pilar Cano.

EFE-REPORTAJES.

La alimentación a base de líquidos ha proliferado en los últimos años en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, donde ya hay varias empresas que comercializan zumos naturales de frutas y vegetales orgánicos. En la imagen una consumidora visitando una de estas tiendas.

Una de las marcas que comercializan los zumos de frutas y vegetales que se han puesto de moda.

El programa de las compañías que comercializan los zumos de frutas y vegetales proponen purgar al cuerpo de alimento sólido durante unos días con el fin de «limpiarlo» y «desintoxicarlo».