Los Angeles, 9 ene (EFE).- Los aproximadamente 2 millones de trabajadores del hogar en California, la gran mayoría mujeres, no son la excepción en los casos de abuso y falta de pago que se dan en el mundo entero, según un informe dado a conocer hoy.

El resumen ejecutivo «Los trabajadores domésticos en el mundo», elaborado por la Organización Internacional del Trabajo, asegura que por trabajar «tras las puertas cerradas de los hogares», estos trabajadores «han permanecido largo tiempo fuera del alcance de los instrumentos de política tradicionales».

«Aunque los trabajadores del hogar son frecuentemente los miembros más confiables de la casa además de papá y mamá, al presente, estos motores claves de estabilidad y apoyo son los más vulnerables, mal pagados y explotados de nuestra sociedad», afirmó hoy Xiomara Corpeño, directora de organización de CHIRLA en Los Ángeles.

Corpeño denominó como «una farsa y una derrota moral y ética» el que menos del 10 % de los más de 56,2 millones de personas en el mundo, 80 % mujeres, que se desempeñan como trabajadores del hogar, carezcan de protección legal y por lo mismo sean víctimas frecuentes de abuso, una situación que también afecta a los trabajadores de California.

La activista hizo un llamado a los californianos para que respalden la Carta de Derechos de los Trabajadores del Hogar, un proyecto legislativo en el Senado que busca reglamentar los derechos de estos trabajadores.

Un proyecto de ley similar aprobado por el Senado y la Cámara de Representantes de California en 2012 fue vetado por el gobernador Jerry Brown bajo el argumento de que falta información sobre el impacto en el costo del cuidado de ancianos y personas incapacitadas.

«California tiene una oportunidad de oro este año para mostrar al resto del mundo que todos los trabajos, especialmente en áreas con fuerte presencia de mujeres e inmigrantes son valorados y compensados justamente», concluyó Corpeño.EFE