Un problema de muchos emprendedores, es la falta de recursos para iniciar un negocio.

Algunas personas creen que iniciar un negocio requiere de una cantidad de dinero exorbitante, para poder iniciar su negocio completamente surtido y que se negocio se vea atractivo desde el principio.

Y esto es cierto, pero en realidad la cantidad de dinero invertido no garantiza el éxito de un negocio, hay algunos factores mas importantes que tomar en cuenta para el arranque de un negocio.

Por otra parte, existen historias de emprendedores que iniciaron sus negocios con muy pocos recursos y ahora son millonarios.

¿La diferencia? probablemente sea la actitud del emprendedor.

Hay muchísimos perfiles de negocios. Unos muy exitosos, otros que nada abren para cerrar al poco tiempo, y otros… que no tienen claro para qué son montados.

Se podría poner un ejemplo, que ocurrió en la vida real y que no parece muy rebuscado, de un emprendedor cuyo nombre se omite porque no importaría su identificación y en cambio si es muy edificante el caso que menciona:

Me tocó conocer a un emprendedor que después de haber tenido muchos años un negocio de reparación automotriz (exitoso) llego a cierta edad en la que le costaba ya mucho trabajo siquiera supervisar y vendió su negocio para iniciar otro en otro giro que no le desgastara tanto físicamente.

Así pues vio un anuncio de que se traspasaba un negocio de papelería, el local estaba en una colonia populosa sobre una avenida. Llegó y vio que el local estaba semivacío con realmente muy poca clientela. Aun así el vio potencial, para el momento en que él pregunto a la propietaria cuánto pedía por él ella. Contestó que $3,000 dlls, él al verlo, pensó que definitivamente no los valía, y se alejó, Para su sorpresa, la propietaria no logró traspasar el negocios y simplemente lo cerró, por lo que regresó y buscó al dueño del local para rentarlo.

El dueño del negocio le dijo que antes, en ese mismo local habían instalado dos papelerías, ambas cerraron al poco tiempo. Aun así, él rentó el local, y pensó que para poder tomar una decisión más apegada la realidad requería efectuar un estudio de Mercado, el cual hizo con ayuda de su familia. Así, fueron de visita, casa por casa, con unas encuestas que ellos mismos habían diseñado, y los primeros datos les revelaron varios factores que habían hecho que esas papelerías no resultaran exitosas: abrían tarde, cerraban temprano, en ocasiones a media tarde; sus propietarios cerraban para ir a hacer cosas personales, tenían poco surtido, y trataban a la clientela con indiferencia.

De esa forma, pues, él inició su negocio, el cual abre desde las 7:30 am (las escuelas de la zona inician clases a las 8:00 am), salía solamente al medio día en el horario de la comida que se acostumbra en la ciudad, y cierra a las 9:00 pm (las papelerías normalmente cierran a las 6 o 7 p.m.).

Así pues, inició con un poco de todo lo que pudo, para que estuviera bien surtida; sin embargo, en el mundo de la papelería/miscelánea, los clientes suelen pedir cosas especificas, las cuales no siempre tenia en existencia, por lo que se comprometió a que si le pedían algo por la mañana y no lo tenía, en la tarde ya estaría ahí, si se lo pedían en la tarde, al día siguiente ya lo tendría temprano.

Fue una labor titánica de este señor y su familia, porque prácticamente diariamente tenían que surtir algún pedido de ese tipo, pero el crecimiento de su negocio fue exponencial.

Actualmente esa es la papelería/miscelánea mas surtida que conozco. JAMAS he llegado a buscar algo y que me digan que no lo tienen, siempre está llena, al grado de que tienen 5 empleadas para poder atender a la clientela. Siempre están al menos uno de sus propietarios con las empleadas, las cuales son entrenadas para atender amablemente a la clientela. El negocio siempre se ve impecable.

Una cualidad más de esta familia es que son increíblemente organizados, siempre saben en dónde está cada cosa, nunca les falta cambio, son increíblemente éticos, tanto con sus proveedores como con sus clientes. Me tocó inclusive que me llamaran a mi negocio para avisarme que había cometido un error en la factura y les había cobrado menos de lo que en realidad era. Asimismo me tocó ver que salían detrás de clientes que dejaban dinero, no recogían el cambio o le habían cobrado de más por algún error. Este sentido ético les ha hecho ganar clientela que ni siquiera vive en la zona y que realizan el viaje en auto para ir a ese negocio en específico.

Es impresionante ver como la actitud es la que ha levantado un negocio que había fracasado anteriormente en dos ocasiones.

El inicio de este negocio no requirió de mucho dinero, de hecho lo inició con menos de lo que la dueña anterior pedía por el traspaso; en este caso, el servicio sustituyó a la cantidad de dinero invertida.

Fuente: paraemprender.com

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com