SAN DIEGO .- A los 5 funcionarios y exfuncionarios implicados en prácticas de soborno en el escándalo del distrito escolar de Union High de Sweetwater, fueron llamados 10 más, haciendo un total de 15, los acusados por la fiscalía del condado.

Personajes conocidos como Manuel H. Paul, Yolanda Salcido, Jeff Flores, Nicholas Alioto, John Wilson, Bertha López, Jim Cartmill y Jorge Domínguez, se presentaron ante el juez Timothy Walsh, notándose la ausencia de Raj Kumar Chopra, exsuperintendente de Southwestern College.

Paul es actualmente superintendente del Distrito Escolar de San Ysidro, mientras Salcido,Wilson, Domínguez, Chopra y Flores, son prominentes funcionarios y exfuncionarios con posiciones y eventos vinculados al Southwestern College (SWC) de Chula Vista.

De hecho, la inclusión de Jeff Flores, residente para la empresa De Seville Construction Services, beneficiada con las obras de construcción de Southwestern College, se le menciona –en la demanda- junto a ‘Henry’ El Amigable, uno de los implicados y quien aceptó haber recibido sobornos.

En conferencia de prensa, Bonnie Dumanis, procuradora de Distrito del Condado de San Diego, confirmaría que “un gran jurado ha presentado 232 cargos contra 15 acusados en un extenso caso de corrupción pública que involucra a miembros de Sweetwater Union High School, San Ysidro School District y Southwestern Community College”.

Aclaró que el gran jurado se reunió “entre el 7 de noviembre y el 21 de diciembre pasado, habiendo rendido testimonio cerca de 60 testigos, con más de 1,400 documentos, los cuales fueron presentados como evidencia, y los fiscales han presentado más de 57,000 páginas de evidencia”.

Como se recuerda, la fiscalía acusó al exsuperintendente del Distrito Escolar Union High de Chula Vista, Jesús Gándara, los miembros Pearl Quiñones, Arlié Ricasa, a Greg Sandoval, actual superintendente de Moreno Valley Community College, al contratista conocido como ‘Henry’ El Amigable de haber cambiado su voto dentro de la junta directiva escolar a cambio de ‘regalos’ o sobornos ofrecidos por contratistas para verse favorecidos en la asignación de obras sin licitación, o lo que en la práctica se conoce comúnmente como ‘pay for play’ (pagar por jugar).

“Las acusaciones fueron presentadas a los abogados defensores hoy por lo que no hemos tenido oportunidad de leerlas, ya que es un legajo de hojas demasiado grueso”, dijo Paul Pfingst, en conferencia de prensa al término de la audiencia de presentación.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com