Según el Instituto Pew, el 2010 mostró la menor rata de nacimientos entre familias hispanas, en los últimos veinte años.

¡Paisanos! ¿Qué es esta falta de patriotismo?

Si los hispanos, siempre cumplimos -con entusiasmo- nuestro deber de aportar el máximo número de escuincles a esta gran Nación… ¿Será que ahora se nos humedeció la pólvora?

Los expertos cacarean que esta indiferencia es consecuencia de la recesión económica que padecimos entre diciembre de 2007 y junio de 2009.

  • Con una economía tan mala, marido y mujer se acuestan en el lecho nupcial, y en cambio de hablar sobre posiciones eróticas, la señora parlotea sobre “la posición del partido republicano frente al techo de la deuda” y sobre “la posición del partido demócrata frente a los recortes al Medicare”… Así, por más antojado que esté el tipo, a cualquiera se le espantan las ganas.

En el caso de las adolescentes entre 15 y 19 años, el porcentaje de embarazos también cayó a su nivel más bajo en setenta años.

  • Obvio –comentó la prima Lastenia- Las jovencitas ya conocen del riesgo tan desproporcionado: por cinco minutos de placer… soportarán 30 años de obligaciones domésticas.

El tío Epaminondas, que suele meterle política a todo, incluido el sexo, opinó:

  • Ahora estoy de acuerdo con el “tea party”. Me opongo al uso de condones, píldoras y cualquier otro contraconceptivo que ponga en peligro el futuro de nuestra economía.¿Quién va a consumir lo que nuestras sacrificadas corporaciones americanas fabrican en China? ¿Quién va a pagar nuestras pensiones cuando estemos viejos? ¿Quién va a sostener a los simpáticos cobradores del IRS, si cada día hay menos contribuyentes?

  • La crisis de bebés es tan grande, que los economistas ya no llaman a los hijos de los inmigrantes “bebés ancla”. Ahora los conocen como ICFW (“indispensables consumidores futuros del Walmart”)

Pregunto: ¿Qué es esta falta de entusiasmo? ¿Será que ya se nos olvidó la orden divina de: “amaos y multiplicaos”? ¿O como somos unos burros para las matemáticas, ya olvidamos las tablas de multiplicar?

La tía Filomena (que como cualquier solterona que se respete, aprendió sobre las artes de la reproducción sólo de oído) opinó:

  • Esta escasez de bebés es el resultado de una sociedad que alienta los matrimonios entre despistados del mismo sexo. ¿De qué se quejan? Si un par de pichones con voz gruesa, bigote, calva y pecho peludo, por más que se juren amor eterno, son incapaces de parir escuincles. ¡Cretinos! Por esa vía, no sólo estamos despoblando a esta Nación, sino que, de paso, idiotizando el planeta.

  • ¡Cierto! Las dos vecinas de la esquina anunciaron que eran pareja y que decidieron adoptar. Ahora son cabeza de familia de siete gatos persas, tres canarios australianos y no les cabe otro perro callejero. Cuando su zoológico crezca, ninguna de las mascotas habrá pagado los impuestos que les aseguren a ese par de lunáticas, una jubilación decente, ni el pago de su Medicare.

Mi prima Lastenia cerró la discusión con una frase que ilustra esta crisis:

  • Yo ya le notifiqué a mi marido: En esta familia se cierra la “fábrica de hijos” y queda abierto -sólo los fines de semana-… el “parque de diversiones”.

VERBATIM

Graffitti: “Aprende de los errores de tus padres: usa anticonceptivos”

Por: © 2013 Armando Caicedo

www.Humor.US.com