LOS ANGELES.- Sin su estrella Landon Donovan y esperanzado en lo que pueda hacer su equipo de 23 elementos, en su mayor parte jugadores de la MLS, Estados Unidos enfrentará este año el llamado hexagonal, en busca de su clasificación al Mundial de Fútbol Sóccer Brasil 2014,

Su entrenador, el gran exestrella del fútbol alemán Jurgen Klinsman ha adelantado que su plantel estará conformado con elementos que ahora juegan para los equipos europeos y algunos para el fútbol mexicano.

Con integrantes de reciente incorporación como Hércules Gómez, Francisco Torres, Joe Corona y Michael Orozco, se agruparán con otros de mayor experiencia como Michael Bradley, Clint Dempsey (recientemente seleccionado como Jugador del 2012 por un grupo periodistas y Fútbol de Primera), Tim Howard y Carlos Bocanegra, entre otros.

Ante la ausencia de Donovan (al menos ya confirmada para el primer partido ante Honduras, en el estadio de los centroamericanos de San Pedro, Sula), Klinsman fue contundente:

“Por encima de lo que decida hacer Donovan con su carrera, nosotros debemos seguir preparándonos, porque el objetivo es calificar a la Copa del Mundo y no podemos detenernos para ver hacia atrás, sino ir hacia delante”, dijo.