Tras los desastrosos escándalos de Arnold Schwarzenegger con su empleada doméstica y su hijo ilegítimo con la misma, la relación entre María Shriver y el ahora actor, quedó en la ruina provocando la petición de divorcio a finales del 2011 de su entonces esposa. Más el amor es difícil de quebrantar después de 25 años de casados y el Terminator no se da por vencido, en una reciente entrevista comentó que sigue enamorado de Shriver y busca regresar con ella.