SAN DIEGO.- Asminda De la Rosa es una trabajadora latina que como todos los inmigrantes llegó a este país (como mujer sola) procedente de Acapulco, Guerrero, México, con la ilusión de sacar adelante a su familia.

Hoy su hija Vanessa es para ella un gran motivo de orgullo, pues como una graduada del programa de prácticas escolares (Internship) de King Chavez High School, ha demostrado que tiene un gran interés por el estudio y continuar el ejemplo legado por su madre.

Vanessa realizó exitosamente sus prácticas en El Latino de San Diego, donde tuvo oportunidad, dijo, de conocer sistemas y procedimientos de departamentos en esta empresa que le serán muy útiles para su futura formación profesional, como lo son contabilidad y rutas de distribución.

Sin separarse de su computadora y observando el sitio de Internet www.Ellatinoonline.com, la joven se mostró siempre muy contenta y reconoció que también tuvo oportunidad de conocer, aunque sea de manera no tan específica, el funcionamiento de otros departamentos igualmente importantes: como son atención al cliente, publicidad y editorial.

Por todo esto la tarde-noche del jueves 24 de enero fue un evento muy significativo no sólo para la señora Asminda y su hija Vanessa, sino para decenas de jóvenes y sus familiares, quienes se dieron cita en una exhibición presentada en un salón de las oficinas del Departamento de Transporte de California en Old Town.

Asminda De la Rosa agregó que tiene cinco hijos, por los que ha tenido que trabajar muy duro para poder sacarlos adelante, pero respuestas de ganas y deseos de superación como la de Vanessa representa una satisfacción incomparable que le confirma que este esfuerzo ha valido la pena.

Por su parte, la maestra de práctica escolar, Priscila Cortez, consideró que Vanessa tiene un gran talento, actitud de superación y espíritu de servicio comunitario, que lo refleja en este proyecto escolar de futura formación profesional y personal.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com