SAN DIEGO.- En un proceso traumático y de dolorosa resignación se encuentra todavía la madre Kara Laxson, quien enfrenta la pena por la pérdida de su hija Ashley Rene García, de 22 años de edad.

El hecho se registró el 18 de junio del año pasado cuando el vehículo en que viajaba, y que era conducido por el amigo de esta última, Robert Aaron Andrson, cayó sobre una piscina de una propiedad privada, luego de chocar con una barda.

Se indicó que el incidente se produjo a la altura del 1510 Calavo Dr., en la comunidad de Escondido, pero de acuerdo con la demanda interpuesta en contra del Condado de San Diego, por Kara, todavía que suponer que fue a causa de fallas en la carretera.

De acuerdo a la necropsia y los documentos legales disponibles, la muerte de Ashley se produjo cinco días más tarde (el 23 de junio del 2012) como consecuencia del daño cerebral causado al estar bajo el agua. La información arrojó que al no poderse desprender del cinturón de seguridad, la muchacha estuvo mucho tiempo incosciente bajo el agua, lo que le provocaría la muerte cerebral.

De acuerdo con los motivos del juicio, se afirma que “el camino donde el accidente ocurrió, conocido por los residentes como “Rollercoaster Road” fue lo que provocó el accidente del vehículo, debido a que fue construido en forma insegura”.

Estas malas condiciones del camino fueron confirmadas por el abogado de la firma legal Mitchell Gilleon, a quien Laxson le ha confiado la interposición de la demanda, y quien dijo que existen muchos testimonios que confirman que este no es, por mucho, el primer caso que ocurre en esta carretera del norte del Condado.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com