SAN DIEGO.- Faltaban cinco minutos para las 7:02 de la mañana del sábado 2 de febrero.

Decenas de familias se habían congregado en distintos puntos de la bahía para observar un hecho que para ellos fue histórico: la implosión de la planta eléctrica que por alrededor de

seis décadas permaneció en el lugar.

Eran ya las 7:03 y las sirenas anunciaban que la detonación se aproximaba ante la impaciencia de los asistentes.

Uno, dos, tres detonaciones…y de súbito, las instalaciones de la planta comenzaron a derrumbarse como si fueran un castillo de naipes. Centenares de piezas de acero y alambrón se precipitaron al suelo como si tuviera imán. Una obsoleta estructura e instalaciones habían cedido su lugar a nuevos proyectos.

Al final, una estela de humo café surcó el cielo de Chula Vista y confirmó el éxito de la maniobra, ante la exclamación y los aplausos de los presentes, que habían contenido por algún tiempo.

En la ciudad, personas ubicadas en puntos distantes confirmarían que escucharon con toda claridad las detonaciones, y sólo algunos sabían de qué se trataba; algunos se preguntaban qué estaba ocurriendo.

En el sitio se construirá un gran complejo turístico, cuyo proyecto ya ha sido anticipado.

“Después una prohibición para el frente de la bahía, la implosión de la Planta de Generación Eléctrica del Sur de la Bahía es un evento que para muchos residentes de Chula Vista significa un excelente modo de iniciar el año (2013”, consideró con anticipación la alcaldesa Shirley Cox.

Recordó en este sentido que el llamado Chula Vista Bayfront Master Plan que llevará a cabo el Puerto de San Diego en conjunto con el gobierno de la ciudad de Chula Vista, ayudará no sólo a embellecer la zona y promover la actividad turística, sino a convertirlo en un desarrollo de clase mundial.

Se dio a conocer que la histórica implosión del sábado 2 de febrero, cumplió de hecho para los residentes de la Bahía una promesa que el Puerto de San Diego Unificado hizo hace a 14 años.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com