CAROLINA DEL NORTE.- Un juez de Carolina del Norte decidió devolver la custodia legal de sus tres hijos al mexicano Felipe Bautista Montes, tras dos años de batalla legal que incluyó la deportación, regreso al país, y un largo juicio.

“Me siento desahogado”, declaró a Efe Bautista Montes a su salida de la corte en Sparta, en el condado Alleghany, al norte del estado. “Ahora le voy a echar ganas para sacar a mi familia adelante en México. Fue un largo proceso, pero lo logré”.

El magistrado Michael Duncan tomó la decisión sobre la base de informes del Departamento de Servicios Sociales (DSS) que los pequeños, Isaías (5 años), Adrián (3) y Ángel (2), están “mejorando la relación con su padre” y “ajustándose a su vida con él”.

Duncan decidió el pasado 27 de noviembre una “reunificación temporal” de la familia, con el fin de monitorear al inmigrante y asegurarse que los menores de edad se acostumbren a su nueva vida con su progenitor.

El mexicano fue separado de los niños al ser deportado en diciembre de 2010, donde vivió por nueve años, tras no poseer licencia de conducir debido a su situación migratoria irregular.

Desde México, el padre de 32 años, que vive en el estado de Tamaulipas, comenzó la batalla legal por recuperar a los menores, quienes fueron puestos en hogares temporales con intención de adopción.

Gracias a la intervención de las autoridades del Consulado General de México recibió una visa humanitaria en agosto pasado, que fue extendida en tres ocasiones para que pudiera participar personalmente del caso de recuperación de custodia.

Robertson enfatizó que el padre tiene hasta el 23 de marzo para regresar con sus niños a México y explicó que podría emigrar nuevamente de manera legal a EE.UU. mediante un “patrocinador” y un perdón.

Asimismo, la investigación de ARC “Shattered Families” reveló que más de 5.000 niños en el país de padres deportados o en custodia de ICE se encuentran en hogares adoptivos.

EFE

Ellatinoonline.com