Anaheim.- Ronda Rousey y Liz Camourche demostraron que pertenecen al octágono de UFC. Con asistencia agotada, siendo uno de los eventos más vendidos, UFC 157 pasará a hacer historia en las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés) no sólo de mujeres, sino del deporte en sí. Y no por poco, Rousey y Camourche dieron una demostración espectacular de lo que son capaces de hacer, y al minuto 4:49 segundos del primer round, Ronda logró su tan conocida y esperada llave de brazo y así lograr la victoria.

Al entrar al octágono, las dos peleadoras se veían muy seguras y decididas a no sólo ganar la batalla, sino hacer un enfrentamiento emotivo. Y así lo fue, a pocos segundos de haber comenzado, la impresionante retadora Liz Camourche logró montarse en la espalda de Ronda y así casi llevarse la noche. Pero la furia de Rousey no es tan fácil de vencer, ella espero paciente la oportunidad de salir de esa situación y llevar al piso a Camourche, al lograrlo, Ronda buscó someter a Liz con su invicta movida, y faltando tan solo segundos de terminar el primer round, usó sus fuerzas y con su famosa llave de brazo llevar a Liz a hacer “tapout”.

Esta impresionante pelea, calló al mundo de los prejuicios de las mujeres en este deporte y en UFC. Las dos, demostraron su gran capacidad de pertenecer, no sólo con buena técnica sino dando el mejor espectáculo de la noche. Con sus grandes habilidades demostraron que el UFC de mujeres llegó para quedarse. Lo que hace algunos años parecía incansable, hoy es una realidad y Liz Camourche y la invicta Ronda Rousey pasaran a ser parte de la historia de UFC.

Sayori Coronado

Ellatinoonline.com