SAN DIEGO.- Inocente, una adolescente latina que nunca se rindió frente a la adversidad fue premiada con el Oscar al mejor documental breve.

Esta joven que sufre junto a su madre el drama de la violencia doméstica propiciada por un padre abusivo y alcohólico, es magistralmente retomada por el documental, convirtiéndose en el primero al que la Academia de Artes Cinematográficos otorgan tan especial distinción.

De acuerdo con los productores del documental Inocente, nombre real de la muchacha, lo que los mueve a filmarlo es la extraña coincidencia que “nunca se rinde ante la desolación de su entorno, pues cuando ha cumplido los 15 años (de edad), “se niega a dejar su sueño de convertirse en un artista enjaulada por su vida como inmigrante indocumentada,

Las circunstancias, sin embargo, obligaron a la menor a vivir fuera de un hogar durante los últimos nueve años.

Pero en este panorama oscuro y desolador, Inocente se le vio cantando y disfrutando de la vida de la major manera posibles. Sus cuadros eran no solo un escape a sus pesados problemas, sino una expresión que solamente una artista innata podría tener.

Pasar de albergue en albergue, llorar junto con su madre sus penas pero también abrir la ventana del optimismo para no ser avasalladas por la cruda realidad, le ayudaron a salir avente, y su verdadera gloria la tuvo la noche del domingo 24 de febrero cuando apareció junto a las grandes luminarias en la premiación del Oscar.

La emoción no podia ser mayor para Inocente y su madre, la persistencia había triundado con creces frente a la pesada loza que representa un drámatico pasado.

Inocente, esa joven que fue llamada para formar parte de la famosa exhibición internacional de vaquitas, se convierte junto a su madre en un ejemplo no solo de supervivencia, sino de un éxito frente a los desafíos de la vida que sólo ellas conocen, y de las que han salido aventes.

Pero lo más importante es cuando la joven “decide tomar el control de su propio destino. Inocente es a la vez una historia intemporal sobre el poder transformador del arte y una instantánea puntual de la nueva cara de las personas, y especialmente los niños sin hogar en los Estados Unidos”, describen con particular precisión los creadores del documental.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com