SAN DIEGO.- El nuevo alcalde de San Diego Bob Filner tendrá que enfrentar varios obstáculos e inercias antes de poder imponer su propio estilo de gobierno.

Y el motivo es que ha comenzado a chocar con la visión de varios regidores, funcionarios como el abogado de la ciudad, Jan Goldsmith, y algunos empresarios locales, como se ha manifestado en la reciente controversia del llamado Marketing Tourism District, MTD, (fondo de promoción turística)..

Pero una eventual derrota se interpuso en el camino de Filner ante el desacuerdo manifestado en una preaudiencia con el Juez Timothy Taylor.

Aunque el alcalde enfrenta a un juicio civil interpuesto por un grupo de empresarios del ramo local, solicitó a la junta directiva del Centro de Convenciones de San Diego revertir esta decisión que pasó las atribuciones de ‘vender’ o promocionar las actividades turísticas a la oficina de Convenciones y Visitantes (ConVis).

Pero una eventual derrota se interpuso en el camino de Filner ante el inicial rechazo del Juez Taylor a los argumentos ofrecidos por el alcalde, al que le recomendó que contrate su propio abogado.

Cabe recordar que en una reciente conferencia de prensa Goldsmith hizo públicas sus desacuerdos con el alcalde con quien definió entonces existen “relaciones disfuncionales”.

No obstante en un comunicado enviado por la oficina de prensa del gobierno municipal en el que se citan declaraciones de Filner sostiene que desde “noviembre pasado, antes de que tomara posesión, pregunté por las negociaciones con los hoteleros sobre TMD para asegurar un mejor trato para los contribuyentes de San Diego”.

Y afirmó: “Desafortunadamente, los hoteleros han permanentemente rechazados todo los intentos de negociación”.

Agregó que “ellos continuamente insisten que por 40 años, han decidido cómo administrar de fondo los $30 millones por año”.

“Yo ofrecí discutir modos de crear una mayor transparencia y control en el uso de estos fondos públicos, y ellos rechazaron discutirlo”, dijo Bob Filner.

Sin embargo, en fecha reciente representantes del turismo local dijeron que en medio de la disputa han pospuesto gastos de promoción turística para la ciudad por $5.4 millones, lo que podrá acarrearles negativas consecuencias.

Por su parte el regidor David Alvarez dijo que es indudable que la publicidad que se hace con esos fondos es importante porque el turismo es un sector clave para la economía de San Diego, pero la última palabra la tendrá la resolución del juez.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com