CHULA VISTA.- Los padres de familia se dirigen a ella como “La Marquesa”, un título que confirma que Juanita Márquez se ha ganado a ley su afecto y su respeto.

Juanita llegó hace más de una década a estas tierras californianas procedente de La Paz, Baja California, y sin imaginarlo estaría involucrada con el proceso educativo.

Esta valiosa mujer latina fue distinguida como “Padre de Familia del Año 2013” por California Association for Bilingual Education Conference (Asociación de California para la Conferencia de Educación Bilingüe, CABE, por sus siglas en inglés).

“Voices for Change” (Voces para el Cambio) fue el tema de la conferencia anual de CABE en una ceremonia efectuada en el Centro de Turismo y Convenciones de Long Beach, y en la que se destacó la callada labor de Juanita Márquez en favor de la comunidad.

La madre de familia concedió una entrevista a El Latino en la biblioteca de Chula Vista Learning Community Charter School (CVLCC), la cual ha decorado como un Castillo.

Recordó que su primer contacto con los niños y los padres de familia lo tuvo en la Escuela Primaria Rice en un programa de motivación, además de que era presidente de English Learner Advisory Council (Consejería de Aprendizaje de Inglés, ELAC), programas en los que, dijo, “estaba muy involucrada con los padres”.

Por la modestia y sencillez de esta entrevistada

Desde hace 14 años ha estado trabajando en forma discreta como voluntaria en CVLCC, su labor sólo es conocida por algunos padres y maestros, pero su amor y vocación de servicio ante la realidad se pone de manifiesto cuando nos confiesa que en alguna Juanita no tuvo ni para pagar el boleto del ‘Trolley’.

Es evidente la satisfacción personal de “La Marquesa” cuando se refiere al programa creado por su iniciativa denominada “Casa de las Abuelas”.

A la memoria de Juanita, quien hace 14 años era asistente de maestro, llegaron los recuerdos de hace cinco años cuando la bibliotecaria, debido a los severos recortes presupuestales, perdió su empleo.

“Un buen día el doctor Ramírez (el director del plantel) me preguntó si podría hacerme cargo de la biblioteca, a lo que le respondí que si. Y ahí me di cuenta de que las niñas y los niños salen a la 1:00 y algunos padres iban por ellos a las 3:00, y al verlos me pregunté ¿qué hacen tanto tiempo estos niños?.

Ante ello, continuó, “me di cuenta que la mayoría se dedicaba ‘a jugar estos jueguitos’ (de computadora) y un día encontré una niña y le pregunté si alguna vez había visto una gallina viva, si sabía lo que era un balero o un trompo o había jugado alguna vez a la lotería”.

Frente al desconcierto y el desconocimiento de la niña de estos juegos tradicionales latinos, Juanita Márquez fue contundente y “entonces, de la nada, le dije: este viernes vienes porque vamos a tejer”.

Señaló que “el 12 de septiembre del 2008 se empezaron a juntar abuelas que venían con sus nietas y nietos y comenzaron a tejer…y resulta que ya hicimos un Club muy serio que se llama Eco-Arte y Poesía…muchas veces me dicen jalea real porque las hago reír y divertir mucho”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com