SAN DIEGO.- La organización ambientalista local San Diego Coastkeeper Departamento de la Defensa de Estados Unidos confirmaron haber llegado a un acuerdo para la reducción de los derrames de aguas en las instalaciones militares de Camp Pendleton.

El acuerdo fue planteado bajo Clean Water Act, luego que Coastkeeper había interpuesto un juicio el 18 de abril del 2011 en contra del Departamento de Defensa.

El convenio entre las partes consiste en reducir a diez o menos los vertederos de aguas negras en playas próximas a Camp Pendleton, en la comunidad norteña de Oceanside, para llegar su término al año 2017.

También asegura que Camp Pendleton alertará Coastkeeper por los derrames más grandes de 50.000 galones o derramamientos que producen, frecuentemente, se dijo, el cierre de playa.

Coastkeeper, organización ambiental que protege y restaura cuerpos de agua donde se desarrolla la flora y la fauna y de agua para consume humano o áreas para nadar, se comprometió a informará al público del grado de cumplimiento de este acuerdo.

“El Departamento de Defensa juega un papel importante en nuestra región, por lo que es alentador ver a su dedicación para asegurar aguas limpias y seguras para sus tropas, nuestra comunidad y el medio ambiente”, dijo Jill Witkowski, miembro de Coastkeeper.

Conforme a Witkowski, otro componente clave del acuerdo es “el compromiso de ambas partes para construir fuertes relaciones de trabajo que ayuden a abordar las cuestiones en el futuro sin tener que recurrir a los pleitos”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com