WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, seguirá buscando el empuje del Congreso, que reanudó su trabajo tras un receso de dos semanas, en una semana crucial para asuntos prioritarios de su agenda: la reforma migratoria, el control de las armas y la reducción del déficit.

“No hay tiempo que malgastar”, subrayó en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Con muchas barreras por romper aún en el Congreso, en el tema de las armas y en la búsqueda de un acuerdo presupuestario, la Casa Blanca es más optimista respecto a la posibilidad de sacar adelante la reforma migratoria.

Carney destacó que Obama está “alentado” por los progresos bipartidistas en el Senado para dar forma a un proyecto de ley de reforma migratoria que prevé reforzar la seguridad fronteriza y abrir una vía hacia la ciudadanía para unos 11 millones de inmigrantes indocumentados.

En cuanto a lograr un mayor control de las armas, un asunto en el que Obama se implicó personalmente a raíz de los 20 niños y 6 adultos asesinados en una escuela de Newtown (Connecticut) en diciembre, ha aumentado la expectativa de un acuerdo bipartidista en el Senado sobre el sistema de revisión de antecedentes penales.

Esa medida establece la verificación de los antecedentes del comprador en todas las ventas de armas, incluidas las privadas, pero deja fuera las que se realicen entre familiares cercanos y algunos cazadores, lo que busca terminar con las preocupaciones de los senadores más conservadores.

Por otro lado, Obama presentará su plan presupuestario, que incluirá recortes a los programas de Seguridad Social y Medicare para intentar contentar a los republicanos en busca de un acuerdo de largo plazo para reducir el abultado déficit.

Para mas información sobre estos temas de importancia

visite nuestra pagina de internet: www.ellatinoonline.com

EFE

Ellatinoonline.com