SAN DIEGO.- El alcalde Bob Filner ha querido mostrar cuál es su propio ‘sello’ o estilo de gobernar. Y es que por vez primera en mucho tiempo, el titular de gobierno recibe un sábado de cada mes a los ciudadanos para que le expresen sus demandas.

Se trata, de acuerdo con palabras del propio alcalde, de cumplir su promesa de hacer un “gobierno abierto y democrático”.

Antes aún de que asumiera la alcaldía, Filner se comprometió a “hacer un gobierno de puertas abiertas de las oficinas de gobierno a la ciudadanía y escuchar en forma personal las demandas de los sandieguinos y acudir a los barrios para conocer los asuntos que les afectan”.

Para tratar de ser congruente entre lo que ofreció y sus acciones reales, a mediados de marzo pasado el munícipe lanzó un sitio llamado precisamente ‘Open Government; (Gobierno Abierto), en el que el público podia acceder “a documentos que tiene derecho a conocer”.

“El público tiene derecho a conocer lo que está hacienda su gobierno y por qué. Esta información ayudará a que el público participle de las decisions y encontrar la información que require”, dijo entonces.

Pero no todo ha sido ‘miel sobre hojuelas’ para el Alcalde que desde el arranque de su gobierno ha enfrentado oposición de los propietarios de hoteles, por oponerse a que se les entregara el dinero captado a través del impuesto del 2% sobre la renta de cuartos de hotel y que tradicionalmente el municipio les entregaba por medio del llamado ‘Tourism Marketing District’, MTD, (Distrito de Mercadeo del Turismo).

“Yo he dicho que creo que este impuesto es illegal porque viola la Proposición 26, que establece queue los nuevos impuestos deben ser aprobados por la gente”, dijo en su defensa.

No obstante, en medio de este debate resurgió la voz de su excontrincante derrotado en las elecciones, CarlDeMaio, quien respondió asumiendo la presidencia la orgtanización civil autodenominada “Reforma San Diego”.

DeMaio aseguró que una encuesta efectuada por esta organización reveló queue el el 69% de los sandieguinos se oponen a la propuesta “empujada por Filner de permitir que exfuncionarios regresen a trabajar para la ciudad

con un salario completo, cuando enfrenta una larga lista de trabajadores pensionados que demandan sus pagos.

Irónicamente, sin embargo, la exregidora Dona Frye, quien justamente fue nombrada por el jefe del gobierno local

con la encomienda de promover un gobierno de apertura, recién anunció su renuncia para irse a dirigir una organización civil de apertura gubernamental a nivel estatal (California Aware), siendo muy probablemente la receptora del sutil mensaje enviado por DeMaio.

Mayor Bob Filner extends his thanks to Donna Frye, his Director of

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com