La actriz y presentadora Ludwika Paleta y el empresario e hijo del ex presidente de México, Emiliano Salinas, se casaron esta semana en una boda fructuosa con las de 1,100 invitados especiales pese a los reclamos del controversial ex mandatario.

Antes de partir a su luna de miel, la señora Salinas escribió en su sitio social de Twitter “Gracias a los que nos acompañaron en nuestra boda, fue un día muy feliz. Nos encantó compartir con tantos amigos queridos”. Esperemos que el hijo Salinas no cumpla el mismo destino que su antecesor.