Tiempo de cocción: 40 minutos

• 3 libras de papas coloradas medianas de Wisconsin

• Aceite de oliva en aerosol

• 1/3 taza de aceto balsámico blanco o dorado

• 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen

• 1/2 cucharadita de sal marina

• 3 dientes de ajo, picados

• Pimienta recién molida a gusto

• 1/3 taza de queso Parmesano en hebras

• 1/4 taza de albahaca fresca picada fina

• 1/4 taza de piñones tostados (opcional)

Coloque las papas en un recipiente apto para microondas y cubra con la tapa o con una envoltura plástica. Nota: si utiliza envoltura plástica, asegúrese de que el plástico no toque ninguno de los ingredientes y realice un pequeño orificio en la parte superior para ventilar. Cocine en horno microondas a potencia alta durante 10 a 12 minutos o hasta que las papas estén tiernas (el tiempo de cocción varía según el horno microondas). Utilice guantes para horno para quitar el recipiente cuidadosamente del horno microondas.

Cuando se haya enfriado lo suficiente para manipularlo, corte las papas en mitades o cuartos y rocíe a gusto con el aceite de oliva. Cocine en la parrilla a fuego alto de 5 a 7 minutos, girando ocasionalmente, hasta que se observen las líneas de la parrilla. Retire de la parrilla y deje enfriar.

Corte en trozos del tamaño de un bocado y colóquelos en un recipiente grande. Mezcle el vinagre, el aceite, la sal y el ajo y vierta sobre las papas; revuelva levemente para cubrirlas. Sazone con pimienta, luego cubra y refrigere hasta que estén listas para servir. Antes de servir, rocíe con el queso parmesano y la albahaca; luego agregue los piñones.