SAN DIEGO.—Demandas a los congresistas de que alienten una reforma migratoria que ponga fin a la separación de las familias Latinas es una exigencia medular del Desfile del 1 de Mayo.

La marcha organizada para llevarse a cabo en las comunidades de San Diego y Vista aboga porque contemple un camino a la ciudadanía y se elimine la imposición exagerada de sanciones.

La marcha fue programada para alentar la participación de decenas de organizaciones sociales en las ciudades de San Diego y Vista, esta última sede principal de la marcha para el norte del condado.

Mientras en la ciudad de Los Ángeles se esperaba la participación de miles de inmigrantes y simpatizantes de su causa, en los condados norte y sur se anticipaba una concurrencia más modesta en cuanto a número de asistentes, pero con demandas más enérgicas.

Gloria Saucedo, directora de Hermandad Mexicana Transacional, dijo que recién se entrevistaron en la capital Washington, DC, con alrededor de 30 congresistas y aunque la mayoría están en favor de una reforma, difieren mucho en cuanto a su visión de la misma.

Dijo que mientras muchos congresistas insisten que si no se ejerce un mejor control sobre la frontera Estados Unidos-México, no estarían de acuerdo en una reforma que allanará el camino a los cerca de 11 millones de indocumentados, otros consideran que la iniciativa debería abrir el camino hacia la ciudadanía y la legalización.

“Algunos, como los congresistas Darrel Yssa y Duncan Hunter, legisladores por San Diego, aceptaron que las leyes migratorias no están funcionado, y que por tanto, debe regularse el estatus legal de los inmigrantes indocumentados, pero conforme a méritos, mediante permisos temporales y sin la posibilidad de que se conviertan en ciudadanos”, explicó.

Hermandad Mexicana Transnacional, sin embargo, es una organización que se ha ganado el apodo por parte de los grupos conservadores como de “Las Adelitas”, porque no están de acuerdo en que los congresistas se pronuncien sólo en favor de los inmigrantes con visas TPS, del campo y ‘dreamers’, y dejarían en el limbo a millones de indocumentados, expresó la entrevistada.

Manifestó que posturas de legisladores como Luis Gutiérrez, no las respalda esta organización porque aboga únicamente porque los inmigrantes salgan a México, “y no nos ven como residentes y ciudadanos responsables con derechos y obligaciones”.

“Hay 9 mil inmigrantes indocumentados que han fallecido en su intento de cruce y no se toma en cuenta”, afirmó.

Hermandad Mexicana y su dirigente Gloria Saucedo en conjunto con otras organizaciones activistas, entregaron cartas a los legisladores en una campaña que se inició, a nivel nacional, el 10 de abril.

Por su parte, Pedro Ríos, director de American Friends Service Committee, San Diego, advirtió que mientras en el congreso el debate sobre el término migratorio “se calienta”, recientemente oficiales de San Diego efectuaron una revisión a empresas hoteleras y restaurantes, que podría forzar la deportación de 500 trabajadores inmigrantes.

Como un contraste positivo, expresó, está la postura en favor de una reforma migratoria integral por parte de los concilios de San Diego y Chula Vista, del Distrito Escolar Unificado de San Diego y el Southwestern College de Chula Vista.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com