Una nueva ley que permitiría a los estados cobrar impuestos de ventas por operaciones hechas en Internet ha sido aprobada en el Senado de los Estados Unidos, pero espera mucha oposición en la casa de representantes.

El Senado voto 69 a 27 la aprobación de esta ley llamada Marketplace Fairness Act, algo así como el Ley de Justicia de Mercado, y con ella se pretende hacer que las transacciones realizaras en línea paguen impuestos a los estados tal y como cualquier otra transacción de compra-venta regular.

Actualmente cuando la compra-venta se realizada entre entidades de diferentes estados, el consumidor no paga el famoso “sales tax” o impuestos de ventas, el cual ingresa a las arcas de los estados.

Este pequeño ahorro puede ser mucha diferencia para el consumidor, todo dependiendo del monto de las mercancías compradas. El ahorro puede representar desde unos pocos dólares hasta varios cientos o miles. Esta ahorro es una desventaja a los negocios establecidos físicamente.

La ley obligaría a todas las tiendas online a cobrar esos impuestos de ventas, las cuales se estiman son de alrededor de unos 23 mil millones de dólares, cantidad nada despreciable y que podría hacer mucha diferencia en muchas economías locales.

Por supuesto que gigantes del comercio online como eBay oponen esta ley, lo ven como un cambio en las ventajas que ahora reciben.

Hoy, los comercios cobran impuestos de ventas solo en estados donde tienen tiendas físicas, por decir para BestBuy, Walmart o Target, esta ley no les afecta gran cosa. Pero para otros como Amazon.com o Ebay.com este es un gran cambio, tendrían que cobrar impuestos aplicando el estado destino de las mercancías.

Esto de la geografía da lugar a una gran dificultad técnica. Hay más de 9600 códigos de impuestos de ventas vigentes. Muchas ciudades cobran diferentes impuestos y aplican diferentemente la ley, en una ciudad una barra de chocolate podría ser cargada con impuestos mientras que en otra puede ser exenta por ser considerada comida. Esta nueva ley podría generar un interesante problema para los comerciantes.

De cualquier forma todavía falta mucho para que esta ley puede ver la luz, ahora pasara a la casa de representantes donde se espera el debate sea arduo y que posiblemente sea rechazado.

Por lo pronto, podemos seguir comprando en línea y aprovechar las ventajas que da la falta de esta legislación.

Síguenos en Twitter o Facebook para que recibas todas las noticias del mundo de la tecnología diariamente.