A 3 años de su recaída, desde el 15 de mayo del 2010, donde debido a un ataque cerebro-vascular tras su presentación en Caracas, Venezuela, el artista, el creador, el músico y admirado humanitario Gustavo Cerati, cayó en estado de coma, dejando lazos de esperanza por los signos vitales que ha demostrado.

Tras su traslado a Argentina, la Clínica ALCLA se ha vuelto el hogar del cantante y exlíder de la banda Soda Stereo durante 3 años. Pero las buenas noticias dejaron de llegar hace 6 meses, ya que el estado de Cerati dejó de presentar mejoras.

El último mensaje que escribió por su cuenta de Twitter, tiene un tono de despedida, pues menciona “Hoy Caracas!, último show de este tramo”, sin imaginarse que efectivamente sería el último.

Su madre Lilian Clark, no pierde la esperanza, “Gustavo está en condición estable, no ha habido complicaciones en este proceso delicado, no puedo adelantar pronósticos, pero estamos nosotros todos los días a su lado”, Acerca de las respuesta médicas, la madre comentó, “Hemos visto pequeñas respuestas y eso me alienta a seguir a su lado”.

Benito Cerati, hijo del Gustavo, acaba de incursionar en la música con un disco producido por los mismos ejecutivos que realizaron el álbum del padre, y próximamente le brindará honor al talento familiar.