“Condimentar un impresionante plato de salmón con una refrescante mezcla de mangos cítricos y cebollas Vidalia es un símbolo del verano”, afirmó Lang. “El pescado se puede servir caliente o frío para aportar frescura al resto del menú”.

• 2 mangos

• 2 cebollas Vidalia

• 1/4 taza de jugo de lima recién exprimido

• 1 cucharada de jugo de limón recién exprimido

• 1 cucharada de miel

• 2 cucharadas de aceite de oliva

• 1/2 cucharadita de sal

• 2 cucharaditas de jengibre Gourmet Garden

• 1 porción completa (3 libras) de salmón salvaje con piel

• 1 cucharada de aceite de oliva

• sal y pimienta negra recién molida, al gusto

• 3 cucharadas de menta fresca picada

• rodajas de lima, opcional

Pele y corte los mangos en rodajas de 1/8 pulgada. Corte las cebollas en rodajas de 2 x 1/8 pulgada (juliana). Mezcle en un tazón grande de vidrio.

En un tazón pequeño, mezcle el jugo de lima, el jugo de limón, la miel, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1/2 cucharadita de sal y jengibre. Vierta sobre la mezcla con mango. Cubra y deje enfriar durante 1 hora.

Precaliente la parrilla a fuego medio. Unte la parte superior del salmón con 1 cucharada de aceite de oliva, y condimente con sal y pimienta. Cocine el pescado, con la piel hacia abajo (sin dar vuelta) en calor indirecto de 16 a 18 minutos, o hasta que se escame fácilmente con un tenedor. Utilice una espátula grande o una placa para horno sin borde para levantar suavemente el salmón de la parrilla y dejar la piel sobre la rejilla de la parrilla.

Agregue la menta a la mezcla con mango. Deje enfriar el salmón durante unos 5 minutos. Utilice una espumadera para cubrir el salmón con la mezcla de mango, y acomode el centro del pescado. Si lo desea, decore con rodajas de lima.

Receta enviada por Rebecca Lang, 2013