SAN MARCOS.- Un grupo de estudiantes de California State University San Marcos, CSUSM, Universidad Estatal de San Marcos, exigen a la administración una respuesta concreta a lo que calificaron como “incidentes de racismo, sexismo y clasismo que se han estado dando dentro del campus”.

Las escolares, se manifestaron recientemente sentadas frente al edificio de la Administración, en demanda de una entrevista con la presidenta Karen Haynes, sobre quien, dijeron, se ha negado a recibirlas.

Mostraron fotos en las que aparecen expresiones ofensivas e injuriosas en los que se lee: “mata a los gays; mata a los mexicanos”,.

El llamado Grupo Colectivo de Estudiantes (Human Rights Council of Ocenaside, HRCO, por sus siglas en inglés), aseguró que “recientemente, en el campus la autodenominada Sorority (Hermandad formada por mujeres) Alpha Chi Omega llevó a cabo una ‘fiesta’ temática con estudiantes caracterizadas como ‘cholas’ y las presentaron como humor y burla en el sitio de web, sin que el gobierno universitario las disciplinara”.

Agregó que “Alpha Chi Omega” acogió fiesta temática con las mujeres vestidas “cholas” y las fotos publicadas de cada una fueron exhibidas en el sitio de internet con sentido de humor y burla”. Karen Plascencia, co-presidenta y activista comunitaria de Human Rights Council of Oceanside (HRCO), afirmó en declaración a El Latino de San Diego que la situación ha llegado al extremo de que “nuestra propia presidente Karen Haynes portó un sombrero y un pancho (villa) a una “fiesta” en la escuela, y cuando le pedimos una junta para discutir esto, no nos atendió”.

A raíz de nuevos incidentes “Le pedimos una vez más a la presidenta (Haynes) reunirse con nosotras pero nunca llegó a la junta. Queremos atención, queremos que la administración nos haga caso”, agregó

Afirman asimismo, que de acuerdo con la clasificación entre universidades estadounidense, CSUSM “está catalogada como una escuela estatal segura en California, según un reporte del 2011, con cero violaciones o abusos de estudiantes y crímenes dentro del ‘campus’ universitario”. La tensión racial y de distinción de clase (social) ha sido una característica constante de la universidad. Una universidad donde el acoso basado en el sexismo, el racismo, y la identidad es real, donde se ha institucionalizado, y que es una amenaza constante para los estudiantes de las comunidades marginadas”, indicaron las estudiantes agrupadas en HRCO.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com