SAN DIEGO.- El costo del impacto social generado por las plantas nucleares ha causado más daños que beneficios, como se demostró con el desastre nuclear ocurrido en 2011 en Fukushima, Japón, por lo que es urgente replantear su uso.

Ello lo afirmó Naoto Kan, exprimer ministro japonés, quien ofreció una conferencia intitulada: “The Fukushima Daichi, Nuclear Accident, Lessons for California” (El Accidente Nuclear Fukushima Daichi, Lecciones para California).

El exfuncionario ofreció una conferencia intitulada: “The Fukushima-Daichi, Lecciones para California” en la que alertó a funcionarios de la Comisión Nuclear de California que en el caso de plantas nucleares como las de San Onofre, deben ver ese ejemplo y el de Chernobyl, para no repetirlo

Acompañado por funcionarios de la Comisión Regulatoria Nuclear de California y del Condado de San Diego, el exjefe ejecutivo durante el desastre nuclear consideró que los gobiernos deben trabajar para construir una infraestructura más apropiada que la que tradicionalmente se tiene para que se esté preparado ante estas eventualidades naturales.

Cuando ocurrió el accidente nuclear “teníamos muy poca información sobre instalaciones nucleares y lo que ocurrió en los tres reactores nos tomó de sorpresa”, reconoció Koto durante la charla ofrecida en el edificio del condado de San Diego.

El líder nipón dijo que en lo general no está de acuerdo con el uso del poder nuclear porque su impacto a la salud y el medio ambiente se puede prolongar por muchos años, como ha quedado de manifiesto en el caso de la bomba de Hiroshima y Nagasaki, y las miles de muertes que produjo la tragedia de Fukushima, tras el tsunami-maremoto.

Pero aún en términos numéricos se evidencia que la explosión de 3 de 6 reactores en Fukushima fue superior en muertos y evacuados a los daños causados por la de Hiroshima, pues mientras este último dejó a 100 mil damnificados –entre muertes directas y afectados por las secuelas- en el de hace dos años se cuantificaron 500 mil personas afectadas, incluidos cuantiosos daños ocasionados a la infraestructura.

Señaló que un ejemplo a imitar respecto al manejo de la energía nuclear lo está dando Alemania, país donde se han proyectado planes de crecimiento en esta materia para los próximos 20 años y 2050.

A la conferencia asistieron por parte de la Comisión Regulatoria Nuclear de California su director Gregory Jackzco, su miembro Peter A. Bradford, además del alcalde de la ciudad de Santa Ana, California, Miguel Pulido.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com