SACRAMENTO.- El cierre permanente de la compañía generadora de Energía Nuclear de San Onofre fue anunciado por Southern California Edison (SCE).

El anuncio se produjo frente a la presión de la organización internacional “Friends of The Earth” (Amigos de la Tierra” y a escasos días de que el exprimer ministro japonés Naoto Kan señalara que hasta ahora las plantas nucleares en el mundo han representado más costos que beneficios.

La organización ambientalista Amigos de la Tierra recibió la noticia de la clausura permanente de la central de San Onofre como “una victoria”.

En voz de Erich Pica, presidente de la misma afirmó: –

“Esta es una muy buena noticia para la gente del sur de California. Hemos dicho desde hace tiempo que estos reactores son demasiado peligrosos para operar y ahora Edison lo ha confirmado”.

Agregó en el mismo sentido que “el pueblo de California ahora tienen la oportunidad de alejarse de la promesa fallida de la energía nuclear sucia y peligrosa y reemplazarla con la energía limpia y segura proporcionada por el sol y el viento”.

Cabe destacar que el viernes 7 de junio, autoridades de SCE decidieron retirar en forma definitiva las unidades 2 y 3 de la Estación Generadora Nuclear San Onofre (SONGS por sus siglas en inglés).

“SONGS ha servido a esta región por más de 40 años”, dijo Ted Craver, presidente y CEO de Edison International, empresa matriz de SCE, “pero hemos llegado a la conclusión de que la continua incertidumbre acerca de cuándo PODREMOS devolver el servicio no era bueno para nuestros clientes, nuestros inversores, o la necesidad de planificar las necesidades de electricidad a largo plazo de nuestra región”.

Reacción local

En el mismo sentido, funcionarios de la compañía local San Diego Gas & Electric, que tiene el 20 por ciento de las acciones de la planta de San Onofre lamentaron esta decisión, pero hicieron un llamado a preservar la electricidad durante el presente verano.

Durante una conferencia de prensa efectuada en el Centro de Innovación Energética de SDG&E se recordó que “el verano trae consigo un clima caluroso y el aumento del aire acondicionado, y aunque el suministro de electricidad es suficiente para cumplir con las necesidades de energía de sus clientes, tanto la conservación de la energía como la respuesta a la demanda serán de extrema importancia durante un apagón no planeado en la planta eléctrica o en la línea de transmisión”.

Catherine J.K. Sandoval, funcionaria para California Public Utilities Commission (Comisión de Instalaciones Públicas de California), advirtió que frente al nuevo escenario del cierre de la planta, se espera uno de los veranos más calientes (especialmente a partir de julio y agosto), con notable escasez de agua, por lo que se hace muy importante que la población de San Diego atienda a este llamado a conservar electricidad.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com