WASHINGTON, D.C.- Si el Congreso da los pasos necesarios para arreglar el quebrado sistema de inmigración estadounidense y aprueba la iniciativa de reforma de inmigración, se generarían 18 mil nuevos empleos anualmente y se produciría una derrama adicional de $5 millones por año a la economía nacional en los próximos 10 años.

Esto se afirma en un estudio efectuado por Center for American Progress (Centro para el Progreso Americano), que concluye que en la próxima década los impuestos generados por los trabajadores indocumentados aportarían a la economía estadounidense 197 millones de dólares, al incrementarse las contribuciones fiscales.

“Nuestra nación está en medio de dos grandes cambios demográficos. La mayor generación de estadounidenses-los baby boomers- está llegando a la edad de jubilación y saldrá de la fuerza de trabajo en masa entre 2010 y 2030. La jubilación de la generación del los llamados ‘baby boom’ va a crear millones de puestos de trabajo de sustitución, así como el crecimiento económico crea la necesidad de más trabajadores para cubrir puestos de trabajo de nueva creación”, sostiene el estudio.

La investigación se intitula: “The Contributions of Immigrants and Their Children to the American Workforce and Jobs of the Future” (Contribuciones de Inmigrantes y sus Hijos en la Fuerza del Trabajo del futuro”.

Agrega que “al mismo tiempo, nuestro país es cada vez más con diferentes características demográficas. Los inmigrantes y sus hijos constituyen una parte cada vez mayor de la población que va a ingresar sus primeros años de trabajo en los próximos dos decenios”.

Y precisa: “La situación actual de nuestro sistema de inmigración es inaceptable, tanto política como económicamente. El análisis muestra que cualquier gasto adicional para implementar la reforma sería más que compensado por el aumento en las arcas fiscales locales y estatales”.

Sostiene en el mismo sentido que “La reforma migratoria que pone a los inmigrantes en un camino a la ciudadanía fortalecerá la economía de Estados Unidos al aumentar los salarios y el espíritu empresarial, con lo que más contribuciones fiscales y el gasto en las pequeñas empresas en sus economías locales”.

En referencia a la investigación del Centro para el Progreso Americano, Pedro Ríos, presidente del Consorcio de Derechos a los Inmigrantes dijo que “no podemos darnos el lujo de que nuestros líderes electos retrasen la reforma migratoria, pues nuestras comunidades necesitan el aumento de los ingresos para mejorar nuestros caminos, escuelas y seguridad pública”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com