Los ambientes pequeños normalmente pueden hacerte sentir encerrada y agobiada.
Afortunadamente, hay muchos trucos decorativos que puedes utilizar para engañar a la vista y hacer lucir tus espacios mucho más.

Colores

Una de las técnicas más utilizadas para hacer que un ambiente pequeño luzca más grande es el uso de los colores. Los cremas y azules bien claros, así como los verdes tenues, son una combinación que nunca falla a la hora decorar lugares pequeños. Los colores claros en general los hacen lucir más grandes, sobre todo, si el cuarto tiene buena luz natural, ya que ésta se refleja y el resultado son ambientes que se sienten amplios, despejados y bien iluminados. Cuando el ambiente tiene poca o ninguna luz natural, (como puede ser un pequeño baño de visitas), el truco es pintar todas las paredes y el techo en un mismo color, y en este caso, los tonos oscuros y saturados son los que mejor funcionan ya que hacen “desaparecer” visualmente los límites del ambiente.

Muebles

Los muebles muchas veces pueden ocupar un sin fin de espacio en un ambiente. Esto puedes evitarlo utilizando muebles que tengan varias funciones, como por ejemplo, un baúl usado como mesa de centro en la sala, sofás camas, camas con cajoneras en la parte de abajo, etc. De esta manera, tienes la función de dos muebles en uno. Lo ideal es que elijas líneas más bien modernas en los muebles, ya que al no tener mucha ornamentación, ayudan a simplificar el ambiente y a hacerlo lucir más amplio. Las mesas extensibles o plegables también son una opción, utiliza, siempre que puedas, muebles que pueden ser reducidos en su tamaño cuándo no estén en uso.
Coloca los muebles más grandes contra las paredes y nunca pongas muebles en los pasillos, si estos son angostos. Nunca ubiques los muebles o accesorios grandes cerca de la puerta de entrada, esto hará lucir el ambiente más pequeño de lo que es. No decores con sofás muy grandes o demasiados muebles y accesorios. Piensa también en pintar algunos de los muebles más grandes en el mismo color de las paredes, verás cómo, virtualmente, “desaparecen” del ambiente. Cuando el espacio te lo permita, ubica el sofá en ángulo, de esa manera harás lucir la sala más amplia y también ganarás espacio de almacenamiento detrás del sofá. Los muebles muy altos hacen que el espacio se vea pequeño, evítalos siempre que puedas. Elige sofás y sillas a la que se les vean las patas, esto hace que la luz pase por entre los muebles y agranda el espacio; y para las mesas, elige las tapas de vidrio, son las que mejor van en los ambientes pequeños.

Iluminación

La iluminación es elemental para agrandar ambientes. Si tu ambiente o casa cuenta con buena luz natural, mantén las cortinas y/o estores abiertos, te sorprenderá cuánto más grande y espacioso luce. Si no tienes suficiente luz natural, agrega lámparas de mesa o pie, sobre todo en las esquinas de la habitación. Si estás por rentar o comprar un estudio o apartamento pequeño, ten en cuenta el tamaño de las ventanas, cuánto más grandes sean, más grande se sentirá el espacio.

Organización

Mantén los ambientes organizados y recogidos. No hay nada que haga lucir un ambiente más pequeño como el acumulamiento de cosas. No cubras las paredes con un montón de cuadros o fotos, una pintura o cuadro grande va a quedar mejor. Lo mismo sucede con los accesorios y cojines, menos es más. Mantén el suelo lo más despejado posible y quita del ambiente las carpetas o alfombras de área, esto creará la ilusión de más espacio.

Punto focal


Cuando decores un ambiente pequeño, crea un foco o punto de atención, un área hacia dónde la vista irá directamente al entrar al cuarto. Haz de este punto focal la celebridad del ambiente! Acomoda los muebles de manera tal que la vista principal vaya hacia ese punto y mantén el resto de la decoración del ambiente a la mínima expresión.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com