IRVINE, CALIFORNIA.- Con la confirmación del cierre de las plantas gemelas de San Onofre, al empresa Southern California Edison (SCE) anunció que envió 600 notificaciones de despido a trabajadores no sindicalizados.

Las notificaciones entrarán en vigor en unos dos meses, de acuerdo a la compañía con base en Rosemead, que es el operador y dueño de la mayoría de la planta en el norte de la costa del condado de San Diego.

Se indicó que actualmente la fuerza de trabajo de la planta nuclear de 1,500 empleados se redujo a 400 luego de ‘los ajustes’ hechos e el presupuesto del 2014 como preparaciones de desmantelar la central de 2.200 megavatios – que se llevará a años para completar – avanzar, de acuerdo con SCE.

Además de los trabajadores no sindicalizados, SCE tiene previsto negociar con el Sindicato de Trabajadores de Servicios Públicos de América y la Hermandad Internacional de Energía

“El cierre prematuro de San Onofre es muy desafortunado’’, dijo Pete Dietrich, vicepresidente de SCE y director nuclear.

“Tenemos un extraordinario equipo de hombres y mujeres”, expresó, “y apreciamos sus años de dedicación y servicio y continuará extendiendo a ellos el máximo respeto y consideración’’, expuso.

La planta ha estado inactivo desde enero de 2012, cuando una pequeña fuga, considerada como no violenta, descubierta en uno de los reactores. La otra unidad fue cerrada posteriormente a este incidente para mantenimiento .

Edison, sin embargo, decidió cerrar San Onofre cuando se hizo evidente que un plan para reiniciar operaciones en el reactor en el que no se produjo la fuga no sería aprobado por los reguladores federales a tiempo para este verano.

Dietrich dijo que la compañía llevará a cabo una feria de trabajo para los empleados desplazados por esta determinación.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com