La compra de productos a través de Internet es una tendencia que crece vertiginosamente en el mundo y las proyecciones para América Latina son auspiciosas. Un estudio de la consultora británica E-Consultancy publicado en junio prevé un crecimiento del mundo digital del 11% para esta región. México ya está mostrando cifras interesantes. El comercio electrónico en nuestro país alcanzó los 79.600 millones de pesos en 2012, lo que supone un incremento del 46% con respecto al año anterior, según estimaciones realizadas en un estudio de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci).

Los smartphones y las tabletas BlackBerry, Apple y Android son los dispositivos que están ganando terreno para realizar compras en línea. Los usuarios utilizan tanto los navegadores como las aplicaciones para comparar precios y encontrar un producto específico o seguir su marca favorita.

A su vez, las empresas desarrollan aplicaciones para facilitar la experiencia de compra y utilizan protocolos y políticas de seguridad para proteger a los usuarios. Otra tendencia fuerte es la gestión de páginas públicas en las redes sociales. Ya es muy habitual encontrar novedades de casi cualquier marca en su página de Facebook o Twitter.

Compras desde el celular

Aunque los navegadores son los grandes motores para la búsqueda de información, los usuarios encuentran en las aplicaciones la gran ventaja de realizar procesos de compra veloces y seguros a través de sus smartphones .

En México, al igual que en España, hay tres grandes segmentos que lideran las ventas en línea. Primero y segundo son el turismo y la industria cultural y de entretenimiento. Prueba de ello es lo fácil que resulta desde un smartphone reservar un hotel o comprar boletos para un espectáculo. Buscadores de vuelo como Kayak ya han desarrollado una aplicación específica para celulares, librerías Gandhi también ofrece una herramienta para la compra en línea de libros y descarga de e-books.

El tercer gran segmento es naturalmente el tecnológico que ofrece un gran punto de compra. Aplicaciones, tabletas y celulares son muy buscados.

Otros sectores como compras al menudeo están despuntando en México. Clubs de compra como Privalia vieron la beta de negocio y se lanzaron con una aplicación específica para dispositivos móviles. Mercado Libre también hizo lo propio y entre los grandes supermercados Wal-Mart ya ha llegado a la palma de la mano para que el usuario acceda a su propia lista de súper y obtenga su pedido con tan solo un clic.

Con el desembarco de las tiendas virtuales y la creación de aplicaciones para smartphones se multiplicaron las plataformas de pago. Hoy es posible pagar a través de Pay-Pal y Dinero Mail, a la vez que usar la tradicional tarjeta de débito.

Comprar haciendo uso del smartphone será cada vez más fácil. El futuro promete más presencia de las marcas, más información y comentarios de los consumidores y tecnología más ventajosa para realizar compras de forma personalizada y segura.

Síguenos en Twitter o Facebook para que recibas todas las noticias del mundo de la tecnología diariamente.